Talisman















































Últimos temas
» Descubren el origen del volcán más monstruoso del Sistema Solar
Mar Mar 21, 2017 10:04 pm por Talisman

» Marte tuvo anillos en el pasado, y los volverá a tener
Mar Mar 21, 2017 9:58 pm por Talisman

» Los grandes avances científicos que llegarán en 2017
Mar Mar 21, 2017 9:54 pm por Talisman

» La mayoría de los argentinos cree que empeoró la situación económica
Mar Mar 21, 2017 9:42 pm por Talisman

» La economía cayó 2,3% en 2016
Mar Mar 21, 2017 9:38 pm por Talisman

» Los extraños casos del padre Acuña, el cura exorcita de Santos Lugares
Mar Mar 21, 2017 9:04 pm por Talisman

» Descubren un sistema solar con seis «Tierras» que podrían albergar agua líquida
Jue Mar 16, 2017 10:27 pm por Talisman

» El dramático evento que puede transformar la Tierra en una gran bola de nieve
Jue Mar 16, 2017 10:21 pm por Talisman

» Una niebla pestilente y tóxica cubrió la Tierra durante un millón de años
Jue Mar 16, 2017 10:14 pm por Talisman

» Cristina fustigó a Macri con un dibujo animado
Jue Mar 16, 2017 10:04 pm por Talisman

» La CGT confirmó que el 6 de abril se hará el paro nacional sin movilización
Jue Mar 16, 2017 9:29 pm por Talisman

» Macri visitó una fábrica y los trabajadores lo recibieron con abucheos
Jue Mar 16, 2017 9:23 pm por Talisman

» Toda la verdad sobre la casa embrujada de Puerto Montt
Mar Mar 07, 2017 9:06 pm por Talisman

» La verdad oculta de figura de forma humana que apareció en el cielo y revolucionó Zambia
Mar Mar 07, 2017 9:01 pm por Talisman

» Los movilizados piden la triple renuncia: El peor momento del triunvirato cegetista
Mar Mar 07, 2017 8:58 pm por Talisman

» Golpes y empujones: "Los ricachones sindicalistas no quieren ir al paro"
Mar Mar 07, 2017 8:51 pm por Talisman

» Castigo popular a la CGT porque sigue negociando (¿o no hay consenso?) sin fecha para el paro
Mar Mar 07, 2017 8:47 pm por Talisman

» Caso Avianca: "El Gobierno recurre siempre al ‘si pasa, pasa’"
Mar Mar 07, 2017 8:29 pm por Talisman

» Otra marcha atrás: Imputado, Macri suspende el ingreso de Avianca a las 'low cost'
Mar Mar 07, 2017 8:23 pm por Talisman

» Para la oposición el discurso de Macri "estuvo alejado de la realidad"
Miér Mar 01, 2017 10:36 pm por Talisman

» Macri defendió el rumbo económico y pidió ratificar la "convicción por el cambio"
Miér Mar 01, 2017 10:32 pm por Talisman

» Aogashima, la pequeña y curiosa isla que tiene un pueblo dentro de un volcán
Miér Mar 01, 2017 10:25 pm por Talisman

» Avianca: Di Lello imputó a Macri por irregularidades en la explotación del espacio aéreo
Miér Mar 01, 2017 9:54 pm por Talisman

» Los millonarios beneficios económicos de la gestión Macri al Grupo Clarín
Miér Feb 22, 2017 9:14 pm por Talisman

» Las duras críticas de un joven diputado español al Presidente en su visita al Parlamento
Miér Feb 22, 2017 9:09 pm por Talisman

» La Nasa descubrió 7 exoplanetas similares a la Tierra
Miér Feb 22, 2017 8:57 pm por Talisman

» La NASA convocó a una conferencia de prensa inesperada sobre un descubrimiento fuera del Sistema Solar
Mar Feb 21, 2017 9:53 pm por Talisman

» En un año, los productos de primera necesidad subieron hasta un 136%
Mar Feb 21, 2017 9:17 pm por Talisman

» Denuncian a Macri por supuesto fraude tras entrega de rutas "low cost"
Mar Feb 21, 2017 9:12 pm por Talisman

» ¡Se hartó! Pepe Cibrián estalló en Facebook contra todos
Mar Feb 21, 2017 8:57 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Marzo 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Zaffaroni no sabe nada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zaffaroni no sabe nada

Mensaje por Talisman el Vie Mar 07, 2014 11:09 pm

Federico Pinedo, Ricardo Gil Lavedra, León Arslanián y Eugenio Zaffaroni: grandes perdedores de la 1ra. ronda del anteproyecto que ellos redactaron de nuevo Código Penal. En cuanto a Cristina, ella ya perdió 2 veces en 2013, ya está afuera de la cancha (y sin contar la estanflación). Pero Eugenio Raúl Zaffaroni, ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación -colectivo en el cual más de una vez obligó a recular a Ricardo Lorenzetti-; ídolo universitario y experimental del abolicionismo penal; estrella del Frente para la Victoria (donde ya lo mandaron a medir en las encuestas, cruzando los dedos a ver si tiene una popularidad similar a la de Daniel Scioli, a quien nunca terminan de tragar), es el gran perdedor. Y perdió en su ley (un anteproyecto de Código Penal, no el alquiler de viviendas para sexo pago ni algún olvido tributario. No, un Código Penal), que lo desnudó a él y su ego grandilocuente, como inocentones, gente sin comprensión de los problemas modernos, (descuidistas intelectuales, diría Oberdam Rocamora; imberbes los llamaría el General), académicos que nunca salieron del claustro. A propósito:


por RAÚL ACOSTA
 
ROSARIO (Especial para Urgente24). El doctor Zaffaroni es, en política partidaria, uno de los mejores logros de la dinastía Kirchner.
 
Demuestra que el grupo K tuvo algo más que pujos cincuentistas y setentistas. En el juego de error y acierto de los muchachos kirchneristas Zaffaroni fue un superacierto.
 
Es Zaffaroni, con su presencia en la Corte Suprema quien permite que ésta, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo más alto de uno de los tres poderes verdaderos, adquiera una humanidad que otros integrantes negaron siempre.
 
Muchos jueces actúan como obispos, un besamanos y un silencio de pecadores debe rodearlos para vivir según usos y costumbres. Eso piden, a eso estaban acostumbrados. Este juez los altera. A la vieja justicia la igualdad la asusta
 
Zaffaroni trae sus modulaciones existenciales. Su trabajo proletario, con visita a cárceles, a presos. Su saga de defensas y afectos es emocionante. Es su espalda. La otra espalda. No sus libros y artículos publicados.
 
Su forma de vida apasionada y visceral, profundamente humana, es fenomenal. Su  presencia exalta valores del siglo XX que estuvieron descuidados.
 
El doctor Zaffaroni aparenta una actualización del liberalismo finisecular. Un bellísimo ejemplar del humanismo que viene acompañándonos desde Atenas. Zaffaroni sería un perfecto ateniense. También un fundador de clubes señoriales en la Inglaterra de Dickens.
 
Es bajo esa circunstancia, todos somos hombres circunstanciales, según Ortega y Gasset, que se lo puede observar. Quien observa prejuzga. Basado en ese prejuicio, afirmo que Zaffaroni es un ignorante de cuestiones del siglo XXI. No es lo suyo ni el miedo urbano, ni la constante suspensión del equilibrio social, ni el comportamiento corrupto de los funcionarios públicos, ni el agobio mediático que provoca una realidad virtual desapacible. No creció intelectualmente para eso y la vida cotidiana hace tiempo que no es lo suyo. Llevo una ventaja, sé que ignoró todo, por lo tanto algo sé. El doctor Zaffaroni sabe tantas cosas que no se da cuenta que ignora el país profundo. Sucede a menudo con los grandes hombres. Su admirada CFK es un ejemplo diario de esta contradicción.
 
A CFK y al doctor los une la lejanía de la calle. El país profundo está en la calle del siglo XXI. Consecuencia: una mirada diferente sobre los hechos diarios. Veamos uno.
 
Supongamos. Solo supongamos. Una pareja es asesinada en la calle de 12 balazos. Armas raras, poco comunes, ejecución insólita según viejas costumbres de peleas, heridos, muertes y asesinatos.
 
“Debe ser un ajuste de cuentas de narcotraficantes. Es un crimen narco. Se quedó con el vuelto de algún capo. No cumplió la orden recibida. Traicionó. Esta gente es así”...
 
En la suma de presunciones está todo. Justificamos, presumimos, aceptamos. En ese universo narco, es así. Universo narco.
 
Está claro que aceptamos la narco criminalidad, el narco traficante, el  dinero narco entrando en la alforjas, los bancos, la construcción... la política. La escuela, el barrio, la asistencia social, la dádiva narco. Hay más. Es lícito que en el universo narco una traición se pague con la vida. Ni bogas ni fiscales. Nada. El que traiciona las paga. Está bien, son así. Caramba: ¿no es eso un código de vida? ¿No es eso una forma de vida? ¿No es eso, por ser una forma de vida, una sociedad con su lenguaje, sus leyes, su… Código...? ¿De qué modo se define una sociedad, una patria? En muchos casos no hace falta territorio. Lenguaje y código son sustanciales. Moneda. Hermandad. Esa forma de vida  se desarrolla en mitad de otra, la que del siglo XX llegó hasta esta mañana, en que mataron a la pareja narco, cuando muchos vieron el cadáver de la esperanza, la instalación del miedo urbano.
 
Los crímenes narco plantean un furioso interrogante ¿Qué leyes juzgarán a una organización social que ya está dentro nuestro y cuidado, con la aceptación absoluta?  En el mundo narco esa muerte es justa. Traicionó. No cumplió. Lo mataron. Chau. Todos lo entendemos ¿Qué falta desde entender hasta aceptar y. luego, participar?
 
¿Es que no se ve que aceptamos lo duro, brutal, liso y llano del crimen y el castigo en sociedades elementales...?
 
¿Es que no se ve que entendemos – aceptamos -  que entre “ellos” debe ser así ...? Conocer el lenguaje es participar. El que participa pertenece. ¿Es que no se ve?
 
Sí, se ve. Es en esa visión que negamos donde debemos entender que cualquier reformulación del modo del crimen y su castigo se escapa del híper humanismo de Zaffaroni, de sus experiencias personales en el siglo XX y lo que Argentina necesita. Zaffaroni es un abolicionista pero refiere a una sociedad pre Blumberg; después de Blumberg, el populismo judicial pide muertes, Talión, sin jueces ni defensores. Narco justicia para todos. Pronto. Ya. No importa que mañana el acusado sea yo.
 
Es en esta Argentina populista, con piquetes buenos y malos y corrupción estructural camuflada donde Zaffaroni propone reformas a las penas y otra calificación de los delitos. La Argentina de los delitos administrativos que volvió ricos a los ladrones y que sigue sosteniendo a ese mal amigo al que todos citamos, el viejo Viscacha. "La ley es tela de araña..." Zafaroni no pide la imprescriptibilidad de los delitos económicos. No le interesa.
 
Zaffaroni los enfurece. Al populismo judicial lo enfurece. Resulta muy, pero muy contradictorio, es el populismo kirchnerista el que lo sumó a los Obispos de la Corte. Zaffaroni es un Zaspe, un Angelelli. Un obispo del populismo que reniega del populismo judicial. Recontra re mil contradictorio. Justo ahora, que el grupo K quiere volverse manso y se revuelve en su mar de pensamientos cruzados, piquetes castigados y valijas desmemoriadas.
 
El doctor Zaffaroni es un neo Viscacha que nos cuenta la inutilidad del castigo. Merecería vivir donde quería Aldous Huxley que nos quedásemos. Sus dichos lo ponen en plan de amigo del ayer que propone un mañana diferente. Las prostis, el cafiolo, el bulín, el departamentito, los violadores, los ladrones a repetición sin prontuario. Ese es un mundo, en ése mundo Zaffaroni hay una sociedad no contemplada. Dejó afuera el hoy, perdió el mañana.
 
Reformas en el Código Penal es un eufemismo, en rigor es reformas en la forma de vivir, mi forma de vivir.
 
Debemos incorporar el código narco, la sociedad narco existe. Epa. Pedir  una vida posible en el patio del Emilio jacobino es pedir un imposible y ponerse a ejecutarlo. Zaffaroni no sabe nada de la vida del siglo XXI. No ha visto, siquiera, la vacuna mediática que nos mandan con la saga de Pablo Escobar en tevé abierta y con críticas fenomenales. Juá.
 
¿Cuénto cuesta un kiosco, cuanto rinde por mañana, por tarde, por noche? ¿Cuanto cuesta un comisario? ¿Vida útil de un soldadito? ¿La tarifa de los jueces, de los camaristas?¿Cuanto cuesta el abono de los bogas? ¿Que fracción indivisa de sociedad nos queda para rechazar el miedo urbano, el código narco, la justicia del traficante?
 
Nada. No sabe nada. Y señoras y señores: menos mal que no sabe nada. Es un alma pura en un universo infectado. Dios lo salve pero si, como yo, no cree en dioses, en bultos que se menean, en nada, que la sagrada ignorancia le impida pasearse por los nuevos arrabales, que no son aquellos, ni lo serán. En estos arrabales se cincela la sociedad de la segunda década. La del narco licitante y narco funcionario. La del país arrasado donde una vida no vale nada. Si Zaffaroni no lo sabe, bueno, pues, no sabe nada.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16450
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.