Talisman















































Últimos temas
» La NASA hará una prueba de defensa con un asteroide real el 12 de octubre
Jue Ago 10, 2017 10:35 pm por Talisman

» Una vida «diferente» es posible en Titán
Jue Ago 10, 2017 10:20 pm por Talisman

» La CGT ratificó la movilización del 22 agosto pero no habló de paro
Vie Jul 28, 2017 10:09 pm por Talisman

» Nueva encuesta en la provincia de Buenos Aires: Cristina ganaría casi con 40 puntos
Vie Jul 28, 2017 10:01 pm por Talisman

» Jorge Lanata fue deportado de Venezuela: "Nos hicieron un interrogatorio muy duro"
Vie Jul 28, 2017 9:57 pm por Talisman

» La Gran Mancha Roja de Júpiter, como nunca se había visto
Jue Jul 20, 2017 10:29 pm por Talisman

» Los exoplanetas con condiciones más extremas que se descubrieron hasta el momento
Jue Jul 20, 2017 10:03 pm por Talisman

» Hay 4,5 veces más de gente en situación de calle que la reconocida por la Ciudad
Miér Jul 19, 2017 10:48 pm por Talisman

» La UIA alertó que en el sector fabril "no hay generación de empleo"
Miér Jul 19, 2017 10:42 pm por Talisman

» Murió Landrú, una leyenda del humor gráfico argentino
Miér Jul 19, 2017 10:18 pm por Talisman

» Encuesta K: CFK sube, Cambiemos se estanca
Miér Jul 19, 2017 10:10 pm por Talisman

» Encuesta de Aragón: CFK lidera
Miér Jul 19, 2017 10:02 pm por Talisman

» Europa, a la conquista del primer planeta
Jue Jul 06, 2017 11:00 pm por Talisman

» Las moléculas orgánicas nacen al mismo tiempo que las estrellas
Jue Jul 06, 2017 10:37 pm por Talisman

» Preocupación mundial por los asteroides, las montañas que caen del cielo
Jue Jul 06, 2017 10:29 pm por Talisman

» Incidentes en Hamburgo en medio de la cumbre del G20: la particular bandera para Mauricio Macri
Jue Jul 06, 2017 9:58 pm por Talisman

» Lo que sabemos sobre el Planeta 9
Vie Jun 23, 2017 11:09 pm por Talisman

» Llega el «Planeta 10»
Vie Jun 23, 2017 11:03 pm por Talisman

» La galaxia «muerta» que cambiará lo que sabemos del Universo
Vie Jun 23, 2017 10:58 pm por Talisman

» La NASA descubre diez nuevos planetas que podrían albergar vida
Vie Jun 23, 2017 10:53 pm por Talisman

» ¡Sorpresa! Júpiter es más antiguo que el Sol
Vie Jun 23, 2017 10:47 pm por Talisman

» Némesis, la estrella compañera del Sol, existió de verdad
Vie Jun 23, 2017 10:42 pm por Talisman

» Confirmado: vivimos en el borde de un descomunal vacío cósmico
Jue Jun 08, 2017 10:20 pm por Talisman

» Descubren un planeta infernal más caliente que las estrellas
Jue Jun 08, 2017 10:12 pm por Talisman

» Descubren una nueva supertierra, el mejor candidato para buscar vida extraterrestre
Jue Jun 08, 2017 10:06 pm por Talisman

» Un planeta gigante y con anillos causa misteriosos eclipses
Jue Jun 08, 2017 10:00 pm por Talisman

» Inflación 2017: cuánto midieron los gremios, las consultoras y el INDEC
Jue Jun 08, 2017 9:38 pm por Talisman

» Cristina contra Macri: "¿¿¿Qué más quiere que ajusten los argentinos???"
Jue Jun 08, 2017 9:28 pm por Talisman

» "Los macristas no tienen ni vocabulario para los Derechos Humanos"
Jue Jun 08, 2017 9:24 pm por Talisman

» La NASA anuncia el hallazgo de 1.284 nuevos planetas, la mayor detección de la historia
Vie Mayo 26, 2017 11:40 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Un fracaso político que augura más derrotas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un fracaso político que augura más derrotas

Mensaje por Talisman el Jue Mar 06, 2014 2:56 am

El pronóstico es necesariamente malo si el enfrentamiento con los sindicatos empezó con un gremio amigo. El liderazgo de Ctera, la federación con mayor cantidad de afiliados entre los docentes, ha estado, y está, muy cerca del kirchnerismo. Uno de sus líderes históricos, Hugo Yasky, actualmente al frente de una de las dos conducciones de la CTA, es una presencia infaltable en los actos de Cristina Kirchner. Sin embargo, el gremio docente le asestó ayer un notable fracaso político a la Presidenta, que tres días antes había pedido, en su discurso ante el Congreso, que los maestros comenzaran las clases en tiempo y forma. Las clases no comenzarán hoy, como estaba previsto.


Más aún, la huelga de varios sindicatos de maestros, entre ellos Ctera, podría extenderse hasta el lunes.

Cristina Kirchner tiene dos problemas. Uno consiste en sus limitaciones políticas, que son reales; el otro es que carece de vocación para hacer lo que ella misma pregona. El gremio docente es el primero que negocia los aumentos salariales del año. Se convierte en referencia, por lo tanto, de las negociaciones de los otros sindicatos. Si el aumento de los docentes es un piso de los otros aumentos, resulta obvio que el techo de las subas salariales imaginadas por el oficialismo llega sólo al 25 por ciento.

Después de darle muchas vueltas verbales al asunto (lo que no es extraño en él), Jorge Capitanich terminó por ofrecer un aumento salarial del 22 por ciento hasta dentro de un año. Y en tres cuotas. El 9 por ciento restante llegará, si es que llega, sólo en junio de 2015. La propuesta no sería mala si la Argentina fuera Alemania. La diferencia, no menor, es que aquí no se sabe a cuánto trepará la inflación en los próximos 60 días. ¿Para qué hablar de lo que podría suceder dentro de casi un año y medio? ¿Acaso se puede pagar en el supermercado con un cheque diferido a junio de 2015?

Es cierto, con todo, que la Presidenta no puede ser más generosa si es que quiere ser coherente con los cambios en su política económica. Podría predicar con el ejemplo y sacarle los fondos a Fútbol para Todos o mandar a sus delfines de La Cámpora a que sean más austeros en Aerolíneas Argentinas. Pero nunca llegará a tanto. Ése es su otro límite.

Detrás de los docentes vienen los otros gremios, sobre todo los del sector privado. No podría pedirles prudencia a éstos si ella terminara avalando aumentos salariales de más del 30 por ciento. Encontró la forma engañosa de cubrir su responsabilidad en la devaluación y en el crecimiento de la inflación: la culpa es sólo de los empresarios. Un amplio sector de la sociedad, que no conoce las trastiendas de la economía, está dispuesto a creerle. Le creen, incluso, dirigentes gremiales que militan en la oposición al kirchnerismo.

El resultado podría ser una bomba que estallará en sus propias manos. ¿Por qué los sindicatos serían moderados frente a una banda de codiciosos empresarios, que es como los pinta la Presidenta? ¿Qué resultados catastróficos podría tener para la economía, empezando por la inflación, una ola de masivos aumentos salariales superiores al 30 por ciento? ¿Qué margen tendrán los otros gremios si un sindicato de clara filiación kirchnerista está pidiendo una suba de más del 30 por ciento y, encima, marcha campante hacia una huelga nacional porque no se lo dan?

PODER SINDICAL

Algunos cambios de las políticas presidenciales parecen demasiado tardíos. La reducción del salario real, que es lo que el Gobierno se propone en verdad, llega después de diez años en los que los sindicatos conquistaron cuotas inéditas de poder. Ni Perón les dio nunca tanto poder. Fue casi conmovedor observar ayer cómo Capitanich les suplicaba a los maestros que respetaran la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. Ésa es una herramienta del Gobierno para frenar decisiones sindicales y empresarias, cuya desobediencia la administración consintió durante una década. La consintió, fundamentalmente, cuando era desobedecida por los gremios amigos en conflictos con privados. La conciliación obligatoria fue siempre de cumplimiento estricto, hasta que llegaron los Kirchner.

Es lo mismo que sucede con la nueva política presidencial sobre piquetes y cortes de rutas y calles. La Presidenta se convirtió en una cruzada contra esos métodos, pero no puede borrar de su historia a los Luis D'Elía ni a las Milagro Sala de este mundo. Ellos son sus aliados (D'Elía tuvo un palco preferencial el sábado pasado en el Congreso), que le sirvieron al kirchnerismo para apretar y asustar a los enemigos. Como en todas las cosas, para el cristinismo también hay piquetes buenos y piquetes malos. Eso es lo que ya alejó a los partidos opositores del acuerdo que la Presidenta pidió para enfrentar el desorden en el espacio público. "Muy bien. Pero ¿qué hará con D'Elía y con Milagro Sala?", provocan los opositores.

Sólo tres distritos opositores (Capital, Córdoba y Santa Fe) dieron a los docentes aumentos salariales del 30 por ciento o un poco más. Son tres de los cuatro distritos más grandes del país. Resta sólo la provincia de Buenos Aires, pero ésta no saltará sobre la negociación del gobierno nacional. Llama la atención el paro docente en la Capital, que se hará a pesar de que los gremios aceptaron la propuesta de Mauricio Macri, que consiste en un 30 por ciento en general, pero que llega al 40 por ciento en los salarios mínimos docentes. Ese aumento se dará en dos cuotas, una ahora y otra en agosto. Un aumento similar al que pide para su gremio Hugo Moyano (lo que ya es mucho decir). Los argumentos del paro son incomprensibles. Por las 1000 vacantes sin cubrir en jardines de infantes o por las nuevas aulas. Macri pensó que el kirchnerismo había enviado a su gremio amigo, Ctera, a hacerle la huelga. Miradas las cosas desde otro punto de vista, es más probable que el gremio docente no haya querido dejar a Macri como una de las pocas excepciones en un país con los maestros en huelga.

Los docentes tienen muchos gremios, aunque Ctera es, sin duda, el más poderoso. La única posición unánime entre ellos es el rechazo a la oferta de un pago extra por presentismo, que, según la última oferta de Capitanich, sería de 3000 pesos, divididos en tres cuotas hasta junio de 2015. Hay razones para reprochar a los maestros el exceso de ausentismo en sus trabajos. Pero los gobiernos, nacional y provinciales, podrían endurecer las normas para descontar los días no trabajados. En cambio, aquel dinero extra por presentismo es, directamente, un pago en negro del Estado, disimulado como un premio a la asistencia al trabajo. Esa parte del sueldo no cotizará nunca con aportes jubilatorios ni servirá de base para futuros aumentos. ¿Qué es eso si no un salario en negro?

Dos convocatorias presidenciales del sábado pasado fracasaron pocos días después. Una fue el reclamo a los docentes para que no hagan paros. Están haciendo uno. La otra fue el anuncio de que el Gobierno enviará al Congreso un proyecto de reforma del Código Penal. Sergio Massa salió, aun contra la opinión de algunos dirigentes cercanos a él, a combatir un borrador del proyecto. Los partidos opositores que participaron del primer esbozo de la reforma, como el radicalismo y Pro, tomaron distancia en el acto de esos cambios, más por la falta de clima consensual que por el contenido. "Así, no", dijeron. Otros se opusieron porque un gobierno que se va, dijeron, no puede cambiar el sistema penal argentino. La pérdida del poder real es siempre un proceso gradual, que empieza mucho antes que el último día del poder formal.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16537
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.