Talisman















































Últimos temas
» El papa Francisco pidió por los desocupados
Jue Dic 08, 2016 10:58 pm por Talisman

» Estos son los cuatro nuevos elementos de la tabla periódica
Jue Dic 08, 2016 10:34 pm por Talisman

» Macri volvió a la carga contra el "impostor" Massa: "Por algo compartió tantos años en el Gobierno" K
Jue Dic 08, 2016 10:26 pm por Talisman

» Una enorme grieta prueba que parte de la Antártida se está rompiendo
Mar Dic 06, 2016 10:45 pm por Talisman

» El año de Macri: los números rojos de la economía
Mar Dic 06, 2016 10:36 pm por Talisman

» Venta de insumos para la construcción anotó su décima caída: cedió 20,2%
Mar Dic 06, 2016 10:28 pm por Talisman

» Producción de las pymes industriales se contrajo un 6% durante octubre
Mar Dic 06, 2016 10:25 pm por Talisman

» Diputados aprobó la Emergencia Social
Mar Dic 06, 2016 10:12 pm por Talisman

» Oposición pide derogar escandaloso decreto de Macri que beneficia a parientes
Mar Dic 06, 2016 10:07 pm por Talisman

» Para los gremios, en noviembre la inflación interanual fue del 41,6%
Mar Dic 06, 2016 10:00 pm por Talisman

» Tiburón ballena: encuentran el cadáver del pez más grande del mundo
Mar Dic 06, 2016 9:51 pm por Talisman

» Revelan que existen 29 sociedades offshore del Grupo Macri
Mar Dic 06, 2016 9:36 pm por Talisman

» Maradona, sin filtro desde Cuba: “Que se vaya Macri sería la solución”
Mar Dic 06, 2016 9:24 pm por Talisman

» Blanqueo de familiares: piden la inconstitucionalidad del decreto de Macri
Lun Dic 05, 2016 9:48 pm por Talisman

» Cae otro aliado internacional de Mauricio Macri: renunció el primer ministro italiano Matteo Renzi
Lun Dic 05, 2016 9:38 pm por Talisman

» Guillermo Ortelli, nuevamente campeón del Turismo Carretera en una final con polémica definición
Lun Dic 05, 2016 9:34 pm por Talisman

» El massismo duro con Peña:"Que también hagan su autocrítica, en lugar de calificarse con 8"
Lun Dic 05, 2016 9:25 pm por Talisman

» Inflación: El rebote en diciembre y el 24% para 2017 dificultan el cambio en el humor social
Lun Dic 05, 2016 9:22 pm por Talisman

» A un año, resulta imposible encontrar el cambio...
Lun Dic 05, 2016 9:14 pm por Talisman

» Diputada que denunció a Macri por blanqueo: "Muchos miembros del Gabinete están manchados"
Vie Dic 02, 2016 11:02 pm por Talisman

» Lo que se dice en las mesas
Vie Dic 02, 2016 10:58 pm por Talisman

» En rojo: 6 de cada 10 pymes industriales perdió rentabilidad
Vie Dic 02, 2016 10:54 pm por Talisman

» "Malcorra es una espantosa canciller"
Vie Dic 02, 2016 10:45 pm por Talisman

» Alerta por ola de despidos y suspensiones en provincias
Vie Dic 02, 2016 10:41 pm por Talisman

» Amplían la denuncia contra Michetti por el origen de los fondos de su fundación
Vie Dic 02, 2016 10:38 pm por Talisman

» Kioscos: un rubro perjudicado por la situación económica
Vie Dic 02, 2016 10:12 pm por Talisman

» Advierten que el sector calzado "se está convirtiendo en un cementerio industrial"
Vie Dic 02, 2016 10:00 pm por Talisman

» En lo que va del año, ya desaparecieron más de 2.100 empresas
Jue Dic 01, 2016 10:19 pm por Talisman

» FpV denunció a Macri por dejar entrar al blanqueo a familiares de funcionarios
Jue Dic 01, 2016 9:58 pm por Talisman

» "El decreto de Macri es para blanquear dinero de la corrupción”
Jue Dic 01, 2016 9:37 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Apunte para entender por qué estamos peor que antes (el infierno)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Apunte para entender por qué estamos peor que antes (el infierno)

Mensaje por Talisman el Mar Nov 05, 2013 9:47 pm

En el discurso de casi 4 horas ante la Asamblea Legislativa para abrir el ciclo parlamentario 2013, y aún sin anticipar la derrota política que le llegaría en octubre pasado en las elecciones legislativas, la mandataria Cristina Fernández habló sobre la "década ganada": dijo que "hemos salido del infierno", y remarcó: "No voy a volver a descender en esa escalera al infierno. Nos merecemos vivir en una patria mejor, un país mejor". Pues, si ella no ha descendido, si los hicieron muchos otros. He aquí extractos de un trabajo de 2 economistas de la UCEMA, que les valió el premio al “joven investigador”, en el que logran estimar ciertos índices donde se puede observar que la competitividad del sector agropecuario no puede ser sostenida solo por los altos precios de los bienes agropecuarios que exportamos. Si bien no está contemplada la última etapa de depreciación del peso con respecto al dólar, es notorio que la suba de insumos fue muy alta en los últimos años, y logró compensar la suba de los precios internacionales de los bienes que exportamos. Conclusión: "hemos regresado a la situación real de la salida de la convertibilidad".



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) En el discurso de casi 4 horas ante la Asamblea Legislativa para abrir el ciclo parlamentario 2013, la mandataria Cristina Fernández habló sobre la "década ganada": dijo que "hemos salido del infierno", y remarcó: "No voy a volver a descender en esa escalera al infierno. Nos merecemos vivir en una patria mejor, un país mejor".
La derrota política que le llegaría en octubre de este mismo año en las elecciones legislativas puede dar a entender que no son muchos, y seguro menos que el 54%, los que creen ir en camino a un "país mejor".
 
El sector agropecuario no es ajeno a ello sino todo lo contrario. He aquí un algunos extractos de un trabajo realizado por dos economistas de la UCEMA, Nicolás Gatti -Master en Economía (UCEMA) y Licenciado en Economía (UADE)-, y Nicolás Bernabé -Master en Economía-Análisis Económico (UCEMA) y Licenciado en Economía (UCEMA), en el que logran estimar ciertos índices donde se puede observar que la competitividad del sector agropecuario no puede ser sostenida solo por los altos precios de los bienes agropecuarios que se exportan:
 
Resumen:
 
Este trabajo tiene como objetivo la construcción de un índice que refleje el aumento de los precios de los commodities en comparación con la suba en los insumos necesarios para su
obtención. Este índice es una aproximación al tipo de cambio real de Argentina ya que el mayor porcentaje de exportaciones es de bienes primarios y agroindustriales. La experiencia
de los años post devaluación muestra que la emisión generada para mantener el tipo de cambio alto han generado aumentos de precios que han más que compensado la devaluación
nominal inicial y se ha afectado notoriamente la competitividad del sector.
(...)
 
Introducción
El año 2001 fue un punto de inflexión en la economía mundial y local. En el mes de septiembre el mundo se conmocionó al ver los sucesivos ataques terroristas sobre Estados Unidos. En diciembre China ingresó a la OMC, y Argentina comenzó una crisis política y económica sin precedentes.
 
El ataque terrorista sobre una de las potencias mundiales generó una caída de actividad mundial, sin embargo el ingreso de China al mercado mundial incremento la demanda de bienes de consumo. Para poder revitalizar la economía, Estados Unidos inició una etapa de política fiscal y monetaria expansiva que se fue sumando a la demanda China por bienes y activos.
 
En tanto, Argentina decidió realizar un default de su deuda, y luego abandonó el tipo de cambio fijo devaluando fuertemente su moneda. En un corto lapso de tiempo, el valor de la
moneda cayó casi un 75% ocasionando graves consecuencias sociales; se intensificó la pobreza y aumentaron las protestas. Al mismo tiempo, luego de una recesión que se aproximaba a cumplir tres años, había una oportunidad para recuperar el terreno perdido.
 
La situación mundial favoreció a la Argentina, ya que muchos de los bienes que el país exporta tienen como unidad de cuenta el dólar que se deprecia constantemente debido a la
política monetaria expansiva de USA, y adicionalmente la demanda de nuevos actores como China.
 
El peso argentino depreciado fue una política económica que se caracterizo entre el año 2002 y 2008. Los argumentos esgrimidos para sostener una moneda devaluada fueron los
siguientes: i) permite lograr ventajas competitivas para ciertos sectores de la producción nacional; ii) se favorece la sustitución de importaciones; iii) la acumulación de reservas
internacionales es una herramienta para enfrentar la volatilidad de flujos de capitales que han producidos crisis cambiarias en países emergentes reiteradas veces.
 
Sin embargo, este incremento de la competitividad fue provocado por una devaluación nominal del peso. Esta mejora fue sólo transitoria dado que los precios de los productos no
acompañaron inmediatamente la devaluación aunque, con el transcurso del tiempo, los aumentos compensaron plenamente la devaluación nominal.
 
Desde 2004 en adelante, el Banco Central compró dólares para esterilizar la emisión monetaria para lograr la estabilidad de precios. Frente al temor de la pérdida de competitividad del tipo de cambio, se recurre a la emisión monetaria para mantenerlo nominalmente alto, situación que dilataría el reacomodamiento de precios hasta 2007, cuando comenzó a expresarse en inflación reprimida (Cavallo, 2008).
 
El debate actual sobre el tipo de cambio real se centra en cómo evitar una apreciación real del mismo. Sin embargo, este fenómeno no es inesperado sino que es propio de una tendencia de largo plazo. En este sentido, existen diversas explicaciones sobre el comportamiento del tipo de cambio real.
 
(...).
 
En el trabajo, presenta evidencia para Argentina en los últimos años de la convertibilidad. El autor explica que en el país existe históricamente una reticencia a modificar el tipo de cambio nominal, con lo cual sostener la convertibilidad en equilibrio necesitaba de una mejora continua de la productividad del sector transable. La devaluación del dólar, la rigidez de los salarios y las presiones deflacionarias generaron un tipo de cambio real de equilibrio imposible de alcanzar mediante incrementos en la productividad lo que derivó en la salida de la regla monetaria.
 
Fernandez y Fernandez (2007) mencionan que ante la dificultad de sostener las restricciones al comercio en una economía globalizada, ha tomado cada vez más vigencia asociar la
competitividad con una política dedicada a sostener un tipo de cambio real alto que genere el superávit primario para comprar el excedente de dólares que genera la cuenta comercial o simplemente para atender el servicio de la deuda. Asimismo, mencionan que la falta de coordinación en las políticas de metas de inflación entre países desarrollados y  no desarrollados puede generar cambios en el tipo de cambio real.
 
Otra explicación complementaria sobre el comportamiento del tipo de cambio real proviene de los ciclos electorales. Streb, Lema y Garofalo (2012) presentan evidencia para los países de Latinoamérica y encuentran que los gobiernos posponen ajustes sobre el tipo de cambio real para después de las elecciones. Esto sugiere que existe una manipulación de la política
monetaria que conlleva una pérdida de reservas de los bancos centrales de estos países. Los desajustes de las devaluaciones generadas por los gobiernos derivan en depreciaciones del tipo de cambio real posterior a la cita electoral.
 
Desde el punto de vista de la firma, un comportamiento errático del tipo de cambio real afecta la rentabilidad de las empresas que producen commodities. En este sentido, Peretti (1999) analizó la competitividad del sector agropecuario realizando comparaciones de márgenes brutos, para empresas de la zona núcleo-pampeana. Entre los resultados destaca que los precios relativos, y no otras medidas de competitividad, son los que influyen en la rentabilidad. Para el período post devaluación, Torres Carbonell et al (2009) menciona que el
aumento generalizado de precios acumulado y la apreciación del tipo de cambio real generaron una caída en la rentabilidad de las empresas agropecuarias del sudoeste bonaerense.
Asimismo, los resultados empeoran si se considera la vulnerabilidad de las empresas agropecuarias que llevan adelante su actividad en ecosistemas frágiles.
 
Actualmente, Argentina tiene precios similares en dólares que los que tenía en momentos previos a la devaluación de 2002. Sin embargo, el mundo presenció una fuerte depreciación
del dólar y hubo inflación mundial. La expresión nominal en dólares no es suficiente y se necesita evaluar los precios locales respecto de los internacionales. Es decir, obtener precios
relativos definiendo conceptos similares al tipo real de cambio o términos de intercambio que permitan realizar esta comparación.
 
Este trabajo tiene como objetivo la construcción de un índice, con el objetivo de reflejar el aumento en el precio de bienes exportables en comparación con la suba en los insumos
necesarios para su obtención. Este índice es una aproximación al cambio observado en el tipo de cambio real que enfrenta gran parte de la producción argentina ya que el mayor porcentaje de exportaciones es de bienes primarios y agroindustriales".
 
 
En las siguientes secciones del trabajo (ver archivo relacionado),  los autores explican la metodología del índice de términos de intercambio y se presenta la construcción del índice de términos de intercambio nacional y se realiza una aproximación por provincia:
 
"(...) Desde la salida de la convertibilidad, el valor del dólar se incrementó en un 138% y el peso se devaluó casi un 58% (gráfico 1). Esto fue producto, en primer lugar, de un overshooting inicial como consecuencia de la ruptura de la regla monetaria. Luego, comenzó un período de flotación administrada en la que el Banco Central compró dólares para esterilizar la emisión monetaria inicial.
 
Ante la posibilidad de una apreciación real del peso, se recurrió a la emisión monetaria para mantenerlo nominalmente alto, situación que generaría un aumento en el nivel de precios y, en consecuencia, una apreciación del tipo de cambio real. Ante esta situación, se observó un incremento el tipo de cambio aunque por debajo de la pauta de emisión provocando un atraso cambiario.
 
Los otros dos componentes del índice de intercambio son los precios de los bienes exportables y los insumos necesarios para la producción de los mismos. En el gráfico 2, se pueden
observar la tasa promedio anual de los precios FOB e insumos una serie de productos seleccionados. En general, se observa que los incrementos de precios de los insumos han sido
superiores a los aumentos de precios internacionales. 
(...)
 
En términos generales, las provincias que poseen una mayor participación de productos agropecuarios en las exportaciones, en términos reales, se encuentran prácticamente en el mismo nivel de competitividad que poseían en el año 2002. En los peores casos, provincias como Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe observaron una caída de sus términos de intercambio de 0,3 al 1% promedio anual.
 
No ocurre lo mismo con aquellas provincias cuyas exportaciones son principalmente mineras o petroleras. Catamarca, Formosa, San Juan y Santa Cruz han experimentado una leve mejora de sus términos de intercambios del orden del 7 al 10% promedio anual. En cotnraste, los términos de intercambio de Chubut han caído 2% y se encuentran casi al mismo nivel que en 2002.
 
(...) La construcción de los índices de intercambio general y por producto está justificada por el gran aumento de precios internos que han experimentado los insumos que se utilizan para la obtención de los productos que Argentina exporta. Si bien el aumento de precios internacionales benefició a la Argentina, los efectos de la devaluación de los años 2001-2002 fueron sólo transitorios. En el mediano plazo, los precios de los insumos se flexibilizaron y absorbieron las ventajas iniciales.
 
Considerando la situación de los principales productos exportables, se puede observar que, en términos reales, la competitividad es considerablemente menor que en el año 2002. La caída en los índices de productos va desde 0,5% hasta 7.2% promedio anual, con excepción de la yerba mate que se ha incrementado en un 2% fruto de factores coyunturales de las últimas dos campañas.
 
(...)
 
Si se considera la situación promedio de los diferentes commodities seleccionados, los índices primario (maíz, trigo y soja) y general (arroz, algodón, yerba mate, té, aceite y torta de soja, carne vacuna) caen 2,3 y 2,6% promedio anual.
 
La elaboración de ambos índices confirma que existe una caída del tipo de cambio real del sector. El aumento de los precios de los insumos ha sido más que proporcional al aumento de los precios internacionales y que el tipo de cambio nominal de la moneda nacional. Dado que las exportaciones primarios y agroindustriales representan buena parte de las exportaciones de Argentina, se puede decir que el país ha perdido competitividad en términos reales.
 
Si se compara ambos índices con el índice promedio provincial, se puede observar que siguen un comportamiento aproximado entre 2002 y 2010. La principal diferencia se observa entre 2010 y 2012 y esto se debe a que el IPIM como deflactor sólo considera bienes y no servicios.
 
 
Las conclusiones:
 
A partir de la estimación de estos índices, se puede observar que la situación real de los términos de intercambio para Argentina ha desmejorado sustancialmente. En primer lugar, la
suba del dólar fue lenta en buena parte del período bajo análisis.
 
Es cierto que hubo un aumento importante en los precios internacionales de los bienes exportables, sin embargo, los aumentos de precios de los insumos han sido muy superiores,
deteriorando la competitividad del sector agropecuario.
 
La salida de la convertibilidad mediante una devaluación y los precios externos favorables han sido los factores que favorecieron la recuperación del sector agropecuario/agroindustrial en el país. Sin embargo, en el largo plazo hemos regresado a la situación real de la salida de la convertibilidad.
 
En la medida que el desorden de precios relativos se fue diluyendo, el tipo de cambio nominal debería haberse apreciado. La evidencia presentada a partir de los índices sugiere que el tipo de cambio nominal ha permanecido artificialmente elevado y cuasi fijo producto de la emisión monetaria. Esta emisión monetaria redundó en aumentos generalizados de los precios de bienes y servicios no transables que terminó con la competitividad del sector.
 
La reticencia a liberar el tipo de cambio nominal implica que es necesario que haya un aumento de la productividad del sector no transable que morigere el aumento de precios
generado por la política monetaria expansiva. Los argumentos del tipo de cambio alto para mantener la competitividad son difíciles de sostener ya que por cada punto porcentual que un sector crece, el aumento de la cantidad de dinero genera un mayor impacto sobre la demanda lo cual hace subir los precios de la oferta que se encuentra fija o creciendo a una tasa
moderada.

Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16375
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.