Talisman















































Últimos temas
» Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano
Ayer a las 7:20 pm por Talisman

» Descubren el agujero negro supermasivo más distante de todos los tiempos
Ayer a las 7:13 pm por Talisman

» Por qué la nave Juno no está donde debería estar
Ayer a las 7:04 pm por Talisman

» La nave Voyager 1 enciende sus propulsores después de casi 40 años
Ayer a las 6:56 pm por Talisman

» ¿Es peligroso tratar de contactar con extraterrestres?
Ayer a las 6:46 pm por Talisman

» Afirman que la explosión en el submarino ARA San Juan fue corta y mortal y que colapsó en un segundo
Ayer a las 6:21 pm por Talisman

» La Armada, en problemas: Insiste en ocultar y olvidar (pero USA presiona)
Ayer a las 6:06 pm por Talisman

» Ganímedes: podría haber vida en el mayor océano del Sistema Solar
Lun Oct 09, 2017 7:23 pm por Talisman

» Por qué el Planeta Nueve tiene que existir
Lun Oct 09, 2017 7:15 pm por Talisman

» Rusia suma fuerzas con la NASA para construir una estación espacial en la Luna
Lun Oct 09, 2017 7:10 pm por Talisman

» Localizan Zelandia, el octavo continente de la Tierra
Lun Oct 09, 2017 7:03 pm por Talisman

» El megatelescopio de treinta metros aún podría quedarse en España
Lun Oct 09, 2017 6:56 pm por Talisman

» Un estudio revela que las ballenas fueron feroces depredadores
Jue Sep 07, 2017 10:49 pm por Talisman

» El meteorito que mató a los dinosaurios provocó una «noche» de dos años
Jue Sep 07, 2017 10:20 pm por Talisman

» Amplían la zona de evacuación en Miami por Irma, y vienen José y Katia
Jue Sep 07, 2017 10:05 pm por Talisman

» La NASA hará una prueba de defensa con un asteroide real el 12 de octubre
Jue Ago 10, 2017 10:35 pm por Talisman

» Una vida «diferente» es posible en Titán
Jue Ago 10, 2017 10:20 pm por Talisman

» La CGT ratificó la movilización del 22 agosto pero no habló de paro
Vie Jul 28, 2017 10:09 pm por Talisman

» Nueva encuesta en la provincia de Buenos Aires: Cristina ganaría casi con 40 puntos
Vie Jul 28, 2017 10:01 pm por Talisman

» Jorge Lanata fue deportado de Venezuela: "Nos hicieron un interrogatorio muy duro"
Vie Jul 28, 2017 9:57 pm por Talisman

» La Gran Mancha Roja de Júpiter, como nunca se había visto
Jue Jul 20, 2017 10:29 pm por Talisman

» Los exoplanetas con condiciones más extremas que se descubrieron hasta el momento
Jue Jul 20, 2017 10:03 pm por Talisman

» Hay 4,5 veces más de gente en situación de calle que la reconocida por la Ciudad
Miér Jul 19, 2017 10:48 pm por Talisman

» La UIA alertó que en el sector fabril "no hay generación de empleo"
Miér Jul 19, 2017 10:42 pm por Talisman

» Murió Landrú, una leyenda del humor gráfico argentino
Miér Jul 19, 2017 10:18 pm por Talisman

» Encuesta K: CFK sube, Cambiemos se estanca
Miér Jul 19, 2017 10:10 pm por Talisman

» Encuesta de Aragón: CFK lidera
Miér Jul 19, 2017 10:02 pm por Talisman

» Europa, a la conquista del primer planeta
Jue Jul 06, 2017 11:00 pm por Talisman

» Las moléculas orgánicas nacen al mismo tiempo que las estrellas
Jue Jul 06, 2017 10:37 pm por Talisman

» Preocupación mundial por los asteroides, las montañas que caen del cielo
Jue Jul 06, 2017 10:29 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Un paréntesis en la conducción concentrada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un paréntesis en la conducción concentrada

Mensaje por Talisman el Jue Oct 17, 2013 1:11 am

El país vivirá un tiempo sin experiencia previa. Un gobierno kirchnerista haciendo y deshaciendo a su leal saber y entender. Sin una conducción concentrada y omnipresente. El parte médico que despidió a Cristina Kirchner de la Fundación Favaloro fue extrañamente claro, muy distinto del lenguaje a veces hermético de los médicos. Dos veces escribieron la palabra "estricto"; una para definir las condiciones del reposo y otra para describir los próximos controles médicos. El mensaje personal y público de los médicos es más que evidente: la Presidenta puede tener una buena recuperación de su problema en el cráneo, pero eso dependerá, sobre todo, de su voluntad y de su disciplina.



Por Joaquín Morales Solá | LA NACION


El paréntesis abierto en su agenda política la sorprendió, además, con cruciales conflictos irresueltos. Uno de ellos es la resolución de la Corte Suprema de Justicia sobre la ley de medios.Presionar a esos jueces fue lo último que hizo Cristina antes de caer enferma. El viernes 4 de este mes habló por teléfono con un miembro de la Corte por la ley de medios y al día siguiente, el sábado, debió permanecer varias horas en la Fundación Favaloro. La Presidenta aspiraba -y aspira- a dos cosas: que el pronunciamiento del máximo tribunal de justicia se firme antes de las elecciones del próximo 27 y que, desde ya, sea favorable a las posiciones de su gobierno.
El primer pedido parece descartado. Después de la reunión de ayer del tribunal, el siguiente encuentro de los jueces para dictar sentencias será el próximo martes, apenas cinco días antes de las elecciones. La Corte había decidido mucho antes pasar esa resolución para después de los comicios con la intención de no intervenir indirectamente en los resultados de las elecciones. Esta decisión vaciló en los últimos días después de que dos de sus miembros, Enrique Petracchi y Eugenio Zaffaroni, promovieron un cambio radical de aquella posición. Sostenían que la resolución de la ley de medios debía salir antes de las elecciones.
El criterio de ayer de la mayoría fue confirmar su postergación hasta después del 27, pero no mucho después. El tribunal se pronunciaría entre el 5 y el 12 de noviembre. El contenido que tendrá esa resolución es un misterio. Funcionarios de la Corte aseguran que los votos de Petracchi y Zaffaroni confirmarán la constitucionalidad de la ley de medios. Pero son sólo dos. Faltan cinco votos. Los restantes jueces estarían elaborando sus respectivas posiciones en estos días. Es imposible, por lo tanto, pronosticar qué mayoría prevalecerá sobre la cuestión política más sensible que tiene la Corte en estos momentos.
No es el único problema del que la Presidenta deberá estar ausente. El primer desafío que tendrá que enfrentar es el cambio fundamental de su rutina. Olivos es casa y oficina para Cristina. Su residencia de descanso está muy lejos, en El Calafate, pero también tiene prohibido viajar en avión hasta una nueva indicación médica, cuya fecha probable no se precisó. Los médicos le aconsejaron que evite el estrés durante los próximos 30 días. Pero ¿cómo hacerlo cuando faltan apenas 13 días para las elecciones que marcarán los dos años finales de su mandato? ¿Cómo, cuando su equipo económico se divide entre halcones y palomas, entre los que promueven una relación distinta con el mundo y los que insisten en la vieja receta del aislacionismo?
El problema de la Presidenta es que, salvo su papel en el Gobierno, que está por encima de todo y de todos, abajo la línea de mando es horizontal. No hay un jefe claro. Nadie reconoce a nadie como un jefe. ¿Podrá Cristina preservarse lejos de los ministros, de la política y de los diarios por primera vez en 25 años de carrera en el poder? ¿Qué sucederá con su gobierno durante el intervalo que le impuso la enfermedad? ¿Se tomarán decisiones o todos los problemas se postergarán hasta su regreso? ¿Qué precio pagaría por esas postergaciones, si éstas ocurrieran?
Lo único comprobable es que ella estará ausente de la escena pública entre 30 y 45 días. No se escucharán discursos de Cristina. Los médicos le indicaron que durante ese período no podrá mojarse la cabeza, hasta que las heridas de la piel y del cráneo estén totalmente cicatrizadas. La propia Presidenta aceptó siempre que ella es una mujer muy cuidadosa de su apariencia. Entre la lectura de expedientes, informes y diarios, gasta varias horas por día en acicalar su imagen personal. Es probable que la enfermedad la haya cambiado en muchas cosas, menos en la necesidad de cuidar su figura pública.
En ese contexto de tantas limitaciones físicas, la campaña electoral se le complicó, en la Capital y en la provincia de Buenos Aires, por obra y gracia de otro de sus jóvenes dirigentes. El video que mostró a Juan Cabandié matoneando a una humilde agente de tránsito de Lomas de Zamora fue seguramente subido a la Red por un avezado conspirador. El hecho sucedió en mayo, pero se conoció quince días antes de las elecciones. El conflicto del oficialismo es que ni siquiera pudo explicarlo. Sobre un hecho real caben todas las instigaciones posibles. "Le hicieron una cama, pero cada uno elige la cama en la que se acuesta", razonaba ayer un dirigente del oficialismo.
El escándalo complicó las posibilidades de Daniel Filmus para conseguir la reelección como senador en la Capital, que ya estaba en seria discusión, y colocó a la defensiva a Martín Insaurralde, jefe político del municipio donde sucedió el atropello. No en vano los dos, Filmus e Insaurralde, gastaron las últimas horas en reprender públicamente a Cabandié, en pedir disculpas y en alejarse del caso.
Cabandié forma parte de una dirigencia kirchnerista, mayormente agrupada en La Cámpora, que hace política al revés. La soberbia en lugar de la seducción. La agresión donde debe haber amabilidad, aunque sea forzada. Cabandié no es el único. A Mariano Recalde lo grabaron despotricando contra senadores y diputados nacionales. A Andrés "Cuervo" Larroque lo filmaron cuando matoneaba a un periodista del canal oficialista, Juan Miceli. Digan lo que digan, lo cierto es que la agente de tránsito de Lomas de Zamora, Belén Mosquera, y Juan Miceli se quedaron sin trabajo poco después de que la vida los enfrentó con los jóvenes camporistas.
Esa generación de políticos es una obra personal de Cristina Kirchner. Es también, vistas ahora las cosas con cierta perspectiva, su error. Les dio a esos jóvenes el poder y el dinero sin exigirles ningún esfuerzo. Sin pedirles una periódica rendición de cuentas sobre sus gestiones. Contra la experiencia que indica que la política es un camino de constantes obstáculos, esos dirigentes crecieron a la sombra del poder. No fue Diana Conti la única que creyó en una Cristina eterna. También confiaron en su inmortalidad política los camporistas beneficiados del poder transferido. Y la propia Cristina, que no les enseñó que la política es la contracara de la arrogancia y la prepotencia.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16552
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.