Talisman















































Últimos temas
» La Gran Mancha Roja de Júpiter, como nunca se había visto
Ayer a las 10:29 pm por Talisman

» Los exoplanetas con condiciones más extremas que se descubrieron hasta el momento
Ayer a las 10:03 pm por Talisman

» Hay 4,5 veces más de gente en situación de calle que la reconocida por la Ciudad
Miér Jul 19, 2017 10:48 pm por Talisman

» La UIA alertó que en el sector fabril "no hay generación de empleo"
Miér Jul 19, 2017 10:42 pm por Talisman

» Murió Landrú, una leyenda del humor gráfico argentino
Miér Jul 19, 2017 10:18 pm por Talisman

» Encuesta K: CFK sube, Cambiemos se estanca
Miér Jul 19, 2017 10:10 pm por Talisman

» Encuesta de Aragón: CFK lidera
Miér Jul 19, 2017 10:02 pm por Talisman

» Europa, a la conquista del primer planeta
Jue Jul 06, 2017 11:00 pm por Talisman

» Las moléculas orgánicas nacen al mismo tiempo que las estrellas
Jue Jul 06, 2017 10:37 pm por Talisman

» Preocupación mundial por los asteroides, las montañas que caen del cielo
Jue Jul 06, 2017 10:29 pm por Talisman

» Incidentes en Hamburgo en medio de la cumbre del G20: la particular bandera para Mauricio Macri
Jue Jul 06, 2017 9:58 pm por Talisman

» Lo que sabemos sobre el Planeta 9
Vie Jun 23, 2017 11:09 pm por Talisman

» Llega el «Planeta 10»
Vie Jun 23, 2017 11:03 pm por Talisman

» La galaxia «muerta» que cambiará lo que sabemos del Universo
Vie Jun 23, 2017 10:58 pm por Talisman

» La NASA descubre diez nuevos planetas que podrían albergar vida
Vie Jun 23, 2017 10:53 pm por Talisman

» ¡Sorpresa! Júpiter es más antiguo que el Sol
Vie Jun 23, 2017 10:47 pm por Talisman

» Némesis, la estrella compañera del Sol, existió de verdad
Vie Jun 23, 2017 10:42 pm por Talisman

» Confirmado: vivimos en el borde de un descomunal vacío cósmico
Jue Jun 08, 2017 10:20 pm por Talisman

» Descubren un planeta infernal más caliente que las estrellas
Jue Jun 08, 2017 10:12 pm por Talisman

» Descubren una nueva supertierra, el mejor candidato para buscar vida extraterrestre
Jue Jun 08, 2017 10:06 pm por Talisman

» Un planeta gigante y con anillos causa misteriosos eclipses
Jue Jun 08, 2017 10:00 pm por Talisman

» Inflación 2017: cuánto midieron los gremios, las consultoras y el INDEC
Jue Jun 08, 2017 9:38 pm por Talisman

» Cristina contra Macri: "¿¿¿Qué más quiere que ajusten los argentinos???"
Jue Jun 08, 2017 9:28 pm por Talisman

» "Los macristas no tienen ni vocabulario para los Derechos Humanos"
Jue Jun 08, 2017 9:24 pm por Talisman

» La NASA anuncia el hallazgo de 1.284 nuevos planetas, la mayor detección de la historia
Vie Mayo 26, 2017 11:40 pm por Talisman

» La sonda Cassini, testigo del solsticio en Saturno
Vie Mayo 26, 2017 11:33 pm por Talisman

» Astrónomos ven por primera vez cómo una estrella se convierte en un agujero negro
Vie Mayo 26, 2017 11:28 pm por Talisman

» Los primeros datos de Juno revelan enormes tormentas en Júpiter
Vie Mayo 26, 2017 11:23 pm por Talisman

» ¿Por qué astrónomos de todo el mundo vigilan la «estrella de la megaestructura alienígena»?
Vie Mayo 26, 2017 11:17 pm por Talisman

» El planeta con la mayor órbita jamás descubierto
Vie Mayo 26, 2017 11:09 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Julio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


"HICE FELIZ A MUCHA GENTE"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"HICE FELIZ A MUCHA GENTE"

Mensaje por Talisman el Dom Jun 09, 2013 11:56 pm

Carlitos Balá, referente artístico de más de cinco generaciones de chicos, aseguró en diálogo con la revista Ahora: "Dios me manda a alegrar a la gente que está triste". El cómico, a sus 87 años, aún trabaja en televisión con una vitalidad envidiable.


En su casa en el barrio porteño de Recoleta, se abre la puerta y se escucha una pregunta inconfundible: “¿Qué gusto tiene la sal?”. La revista Ahora charló en un mano a mano con el gran Carlitos Balá, creador del “zumbudrule”.

‑¿Cómo te sentís con tu participación en “Plan TV”?

‑Soy el agente EAPP y el intermediario de las aventuras y los quilombos que hay en la televisión. Es un laburo enorme de los responsables de edición, parecido a lo que hacía antes Gastón Portal. Se trata de un resumen de las cosas graciosas que pasan en la tele que presento con Gabriela Sobrado y Fátima Florez.

‑¿Qué te parece Fátima Florez ?

‑La vi en el teatro y la verdad es que es genial. Toca la misma cuerda que Martín Bossi. Los dos son una maravilla, se rompen laburando.

‑¿De qué forma armás el personaje?

‑Me gusta pedir los libretos con anterioridad para poder estudiarlos y meter algunos bocadillos.

‑¿Qué pensás de los programas de archivo que se ven en la actualidad? ¿Los pide la gente?

‑Es más económico. Y la gente se acostumbra. Antes se trabajaba de otra manera. Lo mío era hacer cinco o seis decorados y había que luchar con el libreto de una hora.

‑¿Cambiaste la forma de trabajar en este nuevo formato?

‑Me siento un poquito más duro porque necesito diálogo para trabajar. Es decir, componer la escena. Hacer de mozo, hablar con el jefe y seguir el libro. En otros tiempos recibía el libreto una semana antes y yo le hacía modificaciones. A veces sacaba dos hojas y el libretista me tiraba la bronca. En televisión no hay que hablar tanto, no es como el teatro. Es imagen, hay que hablar menos y mostrar más.

‑Es increíble cómo todavía la gente sigue teniendo en su memoria tus personajes…

‑Sí, y eso que fueron muchos. Hacía a Miserio, un hombre miserable; a Don Generoso, un tipo súper austero; estaban El Cadete, El Encargado... Todos personajes muy lindos que se podrían volver a hacer. Utilizaba un decorado solo, en blanco y negro.

‑¿Cuál es el que más te gusta?

‑El Hombre de Buenos Aires, que era entrevistado por Juan Carlos Calabró. Es el que más quiero porque hacía los distintos laburos de cada uno.

‑Te ha tocado trabajar con gente talentosa. ¿Quién fue el primero que te sorprendió en tu carrera?

‑Cuando debuté en “La revista dislocada”, que salía por radio Splendid, trabajé con Delfor Medina y Aldo Cammarota como libretista. Me acuerdo de que me tomé dos vasos de coñac para dar la prueba. Estaba nervioso, y eso que yo me subía a cualquier colectivo de la línea 39 y me hacía un show de cuatro o cinco horas. Los colectiveros se peleaban por llevarme.

‑¿Cómo reaccionaban los pasajeros?

‑Me miraban como diciendo: “Este loco ¿de dónde salió?”. Y los colectiveros me hacían de partenaires. Por eso yo elegía al que mejor me acompañaba, que era Gutiérrez. Un día paramos en Corrientes y Libertad y me bajé en una pizzería porque tenía la garganta seca. Teníamos cinco minutos de adelanto así que podía ir. Volví con una cerveza fresca en la mano y les ofrecí a los pasajeros, que miraban sorprendidos.

‑Pero antes de vivir del humor laburaste de otras cosas.

‑Era repartidor en una imprenta. Una vez le entregué un pedido a un cliente que luego me vino a ver a “La revista dislocada”. Entonces me acerqué y le pregunté: “¿Qué tal los formularios?”. El tipo no entendía nada. En esa época ganaba más en la imprenta. Me ofrecieron varios trabajos, pero me gustaba hacer los repartos porque podía estar en la calle.

‑¿Cuándo te dedicaste de lleno al humor?

‑Cuando me aumentaron un poco. Cuando empecé a laburar en “Los tres…” con Jorge Marchesini y Alberto Locati por radio El Mundo.

‑¿De dónde sacás las ideas para tus repertorios?

‑Al principio eran todas mías. No tenía libretista porque era aficionado. Yo inventaba y escribía todo. Es más, tengo doscientos bocadillos. Cuando se me ocurre alguno lo anoto.

‑Con el paso del tiempo, ¿cambian las cosas que causan gracia?

‑La risa es siempre la misma, es el absurdo. Pero hay que trabajarlo. Ojo, no es tan fácil hacer reír.

‑Argentina ha tenido grandes humoristas…

‑Por supuesto. Juan Carlos Altavista, Pepe Biondi, Luis Sandrini, José Marrone... Son ídolos inevitables.

‑¿Cómo ves la televisión argentina actual?

‑Me parece que está un poquito improvisada. No quieren gastar. Veo mucha publicidad hoy en día. Se repiten las películas… Antes eran programas uno detrás del otro.

‑¿Se redujo el espacio para el humor?

‑Creo que sí, no hay sketches. Se lo dije a Marcelo Tinelli y a José María Listorti, que es hincha mío. Ahora parece que Marcelo piensa volver con los sketches, ojalá. Antes estaban “Los Campanelli”, “La tuerca”, y uno podía entretenerse. Salías un poco de la política o de tus problemas laborales. Yo hice “El clan de Balá”, “El flequillo de Balá”, “Balamicina”, “El show de Carlitos Balá”... programas que reunían a la familia.

‑¿Hoy hay algún programa que ocupe ese lugar?

‑Hay mucha novela, y la de Adrián Suar es un poco más familiar.

‑¿De qué forma se podría fomentar la inclusión del humor?

‑Libretistas hay muy pocos y no los buscan. Podrían hacer un concurso y premiar a los que se presenten. Se podría hacer un “Actuando por un sueño” para buscar actores cómicos que quieran mostrar su talento. Yo podría ser un jurado para evaluar.

‑¿Te gustaría ser jurado?

‑Sí, porque es lo que más siento. Hago reír desde que soy chiquito. Lo mío es casi religioso. Es como que Dios me manda a alegrar a la gente que está triste. Alegrar a un pobre tipo, a alguno que te manga...

‑Es tu verdadera vocación.

‑Sí, siempre lo sentí así. Es más, hoy me emociona como el primer día a pesar de mi timidez, porque al principio me costaba.

‑¿Qué significa para vos el cariño de la gente?

‑Es un regalo de Dios que aprecio permanentemente. Todos los días cuando salgo a la calle me prendo en alguna broma.

‑A la tarde no hay programas para los chicos mientras meriendan, ¿no?

‑No hay. Los chicos que ahora son más grandecitos me cuentan que cuando salían del colegio iban corriendo a su casa para verme mientras tomaban la leche. Y hoy los más chiquititos me conocen gracias a Panam, con la que estuve trabajando.

‑¿Tenés ganas de hacer teatro?

‑Durante 58 años estuve recorriendo el país. Hoteles de segunda, de tercera, de cuarta, de primera... me los conozco todos. Escenarios donde te podés matar, escaleras rotas, sin luz, con mal sonido... De todo me ha tocado.

‑¿Y de trabajar en la tele?

‑No me preocupa tanto. Tengo 87 años, quiero vivir feliz y hacer lo que me gusta. Si tuviera que estudiar mucho libreto para una película, por ejemplo 150 páginas, ya no me dan ganas.

‑¿Qué pasó con todos los chupetes que te fueron dejando en el “Chupetómetro”?

‑Los fuimos tirando porque eran muchísimos. Ahora ponemos unos “Chupetómetros” chiquitos en los clubes con mi foto para que los chicos vayan y los dejen ahí. La única condición es que se vea mi imagen para que se sepa quién fue el creador.

‑¿Y las cartas y dibujos que te mandaban?

‑Todo lo guardo. Así me des una servilletita chiquita de papel, la guardo. Tengo cien biblioratos con todas las cartas y los dibujos que me mandan.

‑¿Te sentís conforme con tu legado?

‑Sí, por la repercusión y por poder hacer feliz a mucha gente. Hoy los padres de 40 o 50 años son profesionales y tienen mi foto en el consultorio, o el estudio.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16532
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.