Talisman















































Últimos temas
» Así ha sido el eclipse de la superluna azul
Miér Ene 31, 2018 7:40 pm por Talisman

» Preocupación en la Rosada: Cae la imagen de Macri y de Vidal en PBA (CFK se recupera)
Miér Ene 31, 2018 7:17 pm por Talisman

» Triaca, los parientes y el Lázaro Báez que falta para que se hunda el "cambio"
Miér Ene 31, 2018 7:03 pm por Talisman

» Preparan batería de medidas para bajar el costo argentino
Lun Ene 29, 2018 6:27 pm por Talisman

» "¿Son, se hacen o piensan que somos estúpidos?"
Lun Ene 29, 2018 6:05 pm por Talisman

» "¿Son, se hacen o piensan que somos estúpidos?"
Lun Ene 29, 2018 6:05 pm por Talisman

» Un asteroide de 1.1K podría chocar con la Tierra en febrero
Jue Ene 18, 2018 7:04 pm por Talisman

» El misterio de las lunas perdidas
Miér Ene 17, 2018 7:26 pm por Talisman

» Melconian, durísimo: "El calibramiento no arregla esto, es nada"
Vie Dic 29, 2017 6:59 pm por Talisman

» ¿Chocamos?: "Mauricio, Argentina no califica en Wall Street para el 2018"
Vie Dic 29, 2017 6:53 pm por Talisman

» El asteroide que podría haber arruinado la Navidad
Vie Dic 29, 2017 3:26 pm por Talisman

» El Gobierno "recalibra" y Macri evita dar "malas noticias"
Jue Dic 28, 2017 6:46 pm por Talisman

» "Decirte que tienen más información y decirte estúpido, es lo mismo"
Jue Dic 28, 2017 6:39 pm por Talisman

» Pérdida de credibilidad: El mejor equipo de los últimos 50 años es un fracaso
Jue Dic 28, 2017 6:31 pm por Talisman

» El misterio de las explosiones más brillantes del Universo sigue abierto
Mar Dic 26, 2017 7:34 pm por Talisman

» ¿Y si la Estrella de Belén fue una extraña conjunción planetaria?
Mar Dic 26, 2017 7:26 pm por Talisman

» Zarpó el rompehielos Almirante Irízar rumbo a la Antártida
Mar Dic 26, 2017 7:17 pm por Talisman

» Rojo comercial récord: el déficit llegó a los u$s 7.656 M en el acumulado hasta noviembre
Mar Dic 26, 2017 7:12 pm por Talisman

» Murió Thomas Griesa, el juez que condenó a la Argentina en la pelea con los fondos buitres
Mar Dic 26, 2017 7:06 pm por Talisman

» Salió del Pentágono: información sobre extraterrestres en la Tierra
Mar Dic 26, 2017 6:54 pm por Talisman

» Descubren el primer sistema extrasolar de ocho planetas
Mar Dic 19, 2017 4:31 pm por Talisman

» Los dos primeros planetas descubiertos por una Inteligencia Artificial
Mar Dic 19, 2017 4:22 pm por Talisman

» ¡Encuentran agua! Cada día más habitable la "Supertierra"
Miér Dic 13, 2017 4:59 pm por Talisman

» Los 18 destinos seleccionados por Nat Geo para visitar en 2018
Mar Dic 12, 2017 6:51 pm por Talisman

» Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano
Lun Dic 11, 2017 7:20 pm por Talisman

» Descubren el agujero negro supermasivo más distante de todos los tiempos
Lun Dic 11, 2017 7:13 pm por Talisman

» Por qué la nave Juno no está donde debería estar
Lun Dic 11, 2017 7:04 pm por Talisman

» La nave Voyager 1 enciende sus propulsores después de casi 40 años
Lun Dic 11, 2017 6:56 pm por Talisman

» ¿Es peligroso tratar de contactar con extraterrestres?
Lun Dic 11, 2017 6:46 pm por Talisman

» Afirman que la explosión en el submarino ARA San Juan fue corta y mortal y que colapsó en un segundo
Lun Dic 11, 2017 6:21 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Abril 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


El Estado K es mentiroso y muy caro

Ir abajo

El Estado K es mentiroso y muy caro

Mensaje por Talisman el Dom Abr 07, 2013 8:31 pm

Desde 1991, en la provincia de Santa Cruz, hasta 2013, en la Nación, el discurso kirchnerista se elaboró en base a la promesa de un Estado supuestamente poderoso pero justo, oneroso pero redistributivo, punitivo pero redentor, que debía permanecer bajo administración del Frente para la Victoria, el único que podía garantizar esa continuidad. En La Plata, ese relato también quedó bajo las aguas.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Néstor Kirchner afirmaba que había que contar con un Estado poderoso que le permitiera cumplir con la misión de mejorar la calidad de vida de los menos pudientes. Lo prometió, e incumplió, en Santa Cruz y en la Nación. Su heredera, Cristina Fernández de Kirchner, no ha demostrado ni creatividad para modificar el discurso ni gestión para cumplir lo que no consiguió su marido. Por lo tanto, el Estado K es gigantesco pero ineficiente, poderoso pero ruin y básicamente mentiroso, tal como quedó demostrado en La Plata.

En nombre de la construcción de ese Estado grandilocuente que resolvería los problemas de los desposeídos, Kirchner envió al exterior los recursos financieros de la Provincia, cuando estaba en Santa Cruz, afirmando que había que proteger al Estado de todos para más adelante cumplir con su promesa de justicia social. En el Estado Nacional, Kirchner apeló a la promesa del Estado omnipresente pero benefactor para expropiar empresas, llevar la presión tributaria a niveles récord en la historia argentina, provoca inflación en base a emitir moneda sin respaldo, comportarse en forma arbitraria con los agentes económicos, sociales y políticos que discreparan con él, hacer y deshacer... Su viuda, Cristina Fernández de Kirchner, exhibió un empeño equivalente... recargado.

Sin embargo, ese Estado ha demostrado enormes carencias. Y habrá que revisarlo, replanteando la relación entre los integrantes de la sociedad argentina porque, tal como se encuentra, no le sirve a la mayoría, es muy oneroso mantenerlo, y carece de utilidad funcional. Es un Estado clientelar, muy poco solidario y asistencialista antes que benefactor.

Acerca del problema, algunos apuntes dominicales:

Marisa Álvarez en el diario El Día, de La Plata:

"(...) Es cierto que se trató de un fenómeno climático sin precedentes en la región devastada y seguramente en el país todo. Llovió, en cinco horas, cuatro veces más de lo que llueve en un mes de abril. Y que en minutos las calles se convirtieron en ríos correntosos y adentro de las casas ya había más de medio metro de agua.

Pero justamente por eso muy rápidamente se supo que los rescates de las personas atrapadas sólo podía realizarse con vehículos muy altos -que sólo el Ejército tiene- y, fundamentalmente, con botes. Y sin embargo, esos elementos fueron aportados por organismos públicos recién cerca del amanecer. Cuando ya estaba todo jugado. Y perdido.

El pomposamente llamado comité de crisis que integró a funcionarios de organismos nacionales, provinciales y de la Comuna, comenzó a funcionar recién en la mañana del miércoles. Cuando ya se podía actuar sólo sobre las consecuencias. En la noche del martes y la madrugada del miércoles, mientras se desarrollaba la tragedia -mientras se podían salvar vidas-, las autoridades municipales (que además reaccionaron con visible desorganización como se evalúa aparte) sólo pudieron contar con la asistencia de policías y bomberos, que hicieron lo que pudieron. Casi Nada. La mayoría de los botes que se vieron en esas horas fueron de vecinos que se largaron por su cuenta a rescatar familiares o amigos. Ningún organismo nacional ni provincial de acción en catástrofes actuó ni aportó recursos vitales en la noche trágica de La Plata. Los gomones del Ejército llegaron para sacar gente atrapada cuando el agua ya había comenzado a bajar y el peligro de muerte había pasado. “El Estado”, en definitiva, no rescató a (casi) nadie. (...)".

Alcadio Oña en el diario Clarín:

"El kirchnerismo se jacta de haber terminado con el Estado bobo, que dejaba hacer sin controlar nada y sólo existía para satisfacer los intereses de los grupos económicos concentrados. Aunque no queda muy claro en qué rubro figura el actual, lo cierto es que en la Argentina nunca hubo un Estado ni un gasto público de dimensiones parecidas a las de estos años.

Hay algunas magnitudes que asombran: Entre 2003 y 2012, la recaudación tributaria nacional aumentó, a valores corrientes, 840%.

La presión impositiva de la Nación escaló a niveles récord: medida en la relación al Producto Bruto Interno, creció 52% desde que el kirchnerismo llegó al poder.

De 2005 a 2012, las retenciones a las exportaciones del complejo sojero le dejaron al Estado $ 135.600 millones.

Puesto en pesos de hoy, o sea, incorporando la inflación pasada, el gasto acumulado durante la era K asciende a $ 4,3 billones. Equivale a 900.000 millones de dólares y a dos PBI completos.

Desde 2006, también con la inflación incorporada, el Tesoro Nacional exprimió la caja del Banco Central en unos $ 400.000 millones.

Habría más para el mismo boletín, como el uso abundante y también peligroso de los fondos del sistema previsional estatizado. Pero lo que está a la vista alcanza para mostrar el espacio en el que se ha movido el Gobierno, uno inigualable, que provocaría la envidia en varios que lo precedieron.

El dinero asoma por todas partes. El punto es si semejante montaña de recursos fue o es usada de un modo eficiente, perceptible en hechos concretos, transparente y sin focos de corrupción. (...)".



Hugo E. Grimaldi en La Gaceta, de San Miguel de Tucumán:

"Hace años, en una charla mano a mano a bordo de un avión, un jefe de Gobierno porteño se confesaba de modo informal: "¿Sabe por qué no se hacen subterráneos en Buenos Aires? Porque los va a inaugurar mi sucesor". El negligente cortoplacismo como rector de la gestión de gobierno es un clásico de la política que ha contribuido a exacerbar el populismo de tono clientelar y conservador que hoy rige a la Argentina, más preocupado por mostrar asistencia social hacia los pobres que nunca se acaban, que por generar desarrollo.

En este sentido, el emergente impensado de la extrema situación que está viviendo la sociedad debido al temporal que se abatió sobre la zona Metropolitana con epicentro en La Plata es que, sin que los opositores se hayan dado cuenta siquiera, las vidas que se llevó tragedia han conseguido poner en debate la construcción política de la última década.

Lo patético del caso es que, a la inversa de la anécdota de los subtes, de haber entendido la importancia que tienen las inversiones de largo aliento en los países que progresan, el mismo kirchnerismo podría haber capitalizado a su favor el cartel de las obras concluidas.

Si se le ha de creer a la Presidenta de la Nación que la última ha sido una "década ganada", sería lícito preguntarle qué supone ella que hubiese ocurrido si la cuantiosa recaudación conseguida en estos años de "crecimiento a tasas chinas" hubiese sido manejada con un criterio menos coyuntural, destinado en todo caso a fortalecer al Estado, tal como se pregona como dogma y no a difundir a como diese lugar el relato marketinero de su gobierno.

Poco y nada luce de la misma manera cuando se caen los telones pintados que pretenden encubrir la realidad. Lo que sucede siempre es que se desnuda aún más la gravedad de las tragedias.

Tan de profunda es la controversia que surge tras el temporal, que el supuesto Estado-benefactor, paralizado por la falta de planes de contingencia que desnudaron su imprevisión, dejó indefensa a la gente en un primer momento y fue reemplazado de modo rápido y generoso por la solidaridad de los vecinos platenses, primero y del resto del país, luego.

En el fondo, estas muertes de hoy, como las del tren de Once, inevitablemente tienen que ser cargadas a las ineficiencias que, a la vez, son hijas de tantos años de "terquedades" aplicadas a instituir a como dé lugar un "modelo de acumulación con matriz productiva diversificada e inclusión social" basado en la demanda agregada y en la supuesta acción de un Estado que no planificó, ni invirtió eficazmente ni controló como es debido a quienes debía controlar. (...)".

¿Y ahora qué? En la reconstrucción de la imagen de los políticos, en un año electoral, sería importante que se planteara la cuestión del Estado porque es fundamental, no es baladí. De lo contrario, otra vez habrá confusión en el futuro, y menos paciencia popular.

A propósito de la imagen de los políticos, Joaquín Morales Solá en el diario La Nación:

"(...) Es probable que tanta desolación termine empujando hacia abajo las próximas mediciones sobre la imagen presidencial. Cristina lo presiente; dedicó el discurso del viernes a mejorar esa perspectiva. Daniel Scioli la acompañará en la declinación, leve o severa. Es el destino de Scioli: pertenecer a la misma galaxia que su presidenta y enemiga. Cristina es inmodificable: siguió siendo una adversaria en el peor momento de la tragedia. Se reunió con Scioli en La Plata, fría, distante, calculadora. Pero Scioli baja y sube junto con ella. Se había despegado el año pasado, luego de la guerra por el medio aguinaldo. Unos diez puntos separaban a Scioli de Cristina, a favor del gobernador. Últimamente la tendencia cambió. Scioli descendió y Cristina creció un poco. Ya estaban a cinco puntos, con ventaja del gobernador.

El dato que mejor cuenta esa relación inseparable ante la opinión pública son las encuestas sobre el futuro. Scioli es el mejor candidato a presidente, cuando entre los encuestados no figura Cristina. Si ella es medida, Scioli cae muy abajo. Un amplio sector de la sociedad los observa como socios, no como competidores. Ese es el argumento de Scioli para no romper definitivamente con la Presidenta, aunque también influye su natural rechazo al escándalo. Scioli también puso el cuerpo un día después entre las víctimas de la inundación. Le fue peor que a Cristina. Aquellos manuales tienen razón. Las víctimas necesitan de un culpable, no de un consuelo.

Macri venía con una creciente imagen negativa, pero era percibido por la sociedad como el mejor político opositor. La imagen negativa se la atribuyen a la constante descalificación kirchnerista y a la propia gestión sobre una ciudad ingobernable. Macri sufrirá con las próximas encuestas también, aunque nadie está en condiciones de arrebatarle el lugar de líder de la oferta opositora. Macri siguió al pie de la letra las lecciones de los manuales. No se mezcló con el dolor y la muerte. Se solidarizó a la distancia. Mandó luego 400 funcionarios a golpear la puerta de los afectados. Dicen que sólo un 10 por ciento de los vecinos inundados se enojó con los funcionarios macristas.

En el fondo, Macri es un gran favorecido por el rencor cristinista. Como lo fue Scioli en su momento y podría volver a serlo. El odio del cristinismo los convierte en víctimas ante la sociedad. (...)".
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16576
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.