Talisman















































Últimos temas
» El misterio de las lunas perdidas
Ayer a las 7:26 pm por Talisman

» Melconian, durísimo: "El calibramiento no arregla esto, es nada"
Vie Dic 29, 2017 6:59 pm por Talisman

» ¿Chocamos?: "Mauricio, Argentina no califica en Wall Street para el 2018"
Vie Dic 29, 2017 6:53 pm por Talisman

» El asteroide que podría haber arruinado la Navidad
Vie Dic 29, 2017 3:26 pm por Talisman

» El Gobierno "recalibra" y Macri evita dar "malas noticias"
Jue Dic 28, 2017 6:46 pm por Talisman

» "Decirte que tienen más información y decirte estúpido, es lo mismo"
Jue Dic 28, 2017 6:39 pm por Talisman

» Pérdida de credibilidad: El mejor equipo de los últimos 50 años es un fracaso
Jue Dic 28, 2017 6:31 pm por Talisman

» El misterio de las explosiones más brillantes del Universo sigue abierto
Mar Dic 26, 2017 7:34 pm por Talisman

» ¿Y si la Estrella de Belén fue una extraña conjunción planetaria?
Mar Dic 26, 2017 7:26 pm por Talisman

» Zarpó el rompehielos Almirante Irízar rumbo a la Antártida
Mar Dic 26, 2017 7:17 pm por Talisman

» Rojo comercial récord: el déficit llegó a los u$s 7.656 M en el acumulado hasta noviembre
Mar Dic 26, 2017 7:12 pm por Talisman

» Murió Thomas Griesa, el juez que condenó a la Argentina en la pelea con los fondos buitres
Mar Dic 26, 2017 7:06 pm por Talisman

» Salió del Pentágono: información sobre extraterrestres en la Tierra
Mar Dic 26, 2017 6:54 pm por Talisman

» Descubren el primer sistema extrasolar de ocho planetas
Mar Dic 19, 2017 4:31 pm por Talisman

» Los dos primeros planetas descubiertos por una Inteligencia Artificial
Mar Dic 19, 2017 4:22 pm por Talisman

» ¡Encuentran agua! Cada día más habitable la "Supertierra"
Miér Dic 13, 2017 4:59 pm por Talisman

» Los 18 destinos seleccionados por Nat Geo para visitar en 2018
Mar Dic 12, 2017 6:51 pm por Talisman

» Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano
Lun Dic 11, 2017 7:20 pm por Talisman

» Descubren el agujero negro supermasivo más distante de todos los tiempos
Lun Dic 11, 2017 7:13 pm por Talisman

» Por qué la nave Juno no está donde debería estar
Lun Dic 11, 2017 7:04 pm por Talisman

» La nave Voyager 1 enciende sus propulsores después de casi 40 años
Lun Dic 11, 2017 6:56 pm por Talisman

» ¿Es peligroso tratar de contactar con extraterrestres?
Lun Dic 11, 2017 6:46 pm por Talisman

» Afirman que la explosión en el submarino ARA San Juan fue corta y mortal y que colapsó en un segundo
Lun Dic 11, 2017 6:21 pm por Talisman

» La Armada, en problemas: Insiste en ocultar y olvidar (pero USA presiona)
Lun Dic 11, 2017 6:06 pm por Talisman

» Ganímedes: podría haber vida en el mayor océano del Sistema Solar
Lun Oct 09, 2017 7:23 pm por Talisman

» Por qué el Planeta Nueve tiene que existir
Lun Oct 09, 2017 7:15 pm por Talisman

» Rusia suma fuerzas con la NASA para construir una estación espacial en la Luna
Lun Oct 09, 2017 7:10 pm por Talisman

» Localizan Zelandia, el octavo continente de la Tierra
Lun Oct 09, 2017 7:03 pm por Talisman

» El megatelescopio de treinta metros aún podría quedarse en España
Lun Oct 09, 2017 6:56 pm por Talisman

» Un estudio revela que las ballenas fueron feroces depredadores
Jue Sep 07, 2017 10:49 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Enero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Un "hacedor de puentes" y su ramo de olivo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un "hacedor de puentes" y su ramo de olivo

Mensaje por Talisman el Dom Mar 17, 2013 10:21 pm

Desde el punto de vista político, el papado es una monarquía electiva y vitalicia . Naturalmente, no puede ser una monarquía "hereditaria", aunque en los tiempos de mayor corrupción de la Iglesia, durante el Renacimiento, hubo algunos hijos de papas que tuvieron enorme influencia y a quienes por recato se los llamó nepotes, que en italiano significa "sobrinos", para salvar las apariencias. Tal fue el caso del famoso César Borgia, hijo natural del papa Alejandro VI.


El papado nació hace dos mil años junto con el Imperio Romano, del cual tomó su configuración electiva y vitalicia. Así como al emperador lo elegía el Senado romano de por vida, sin que pudiera transmitir por herencia su poder, del mismo modo al papa lo elige el Cónclave de cardenales, que es el Senado de la Iglesia. Pero con su renuncia, el papa anterior, el ahora "papa emérito" Benedicto XVI, trajo consigo una importante novedad institucional porque los poquísimos pontífices que renunciaron antes de él lo hicieron en medio de grandes conmociones, en tanto que Benedicto dimitió por decisión propia, sin que nadie se lo exigiera, cuando comprobó que le faltaban las fuerzas necesarias para gobernar a la Iglesia en el complejo mundo actual. A partir de Benedicto, pues, el papado es una monarquía electiva, vitalicia y renunciable .

Recordábamos en un artículo anterior ("Ahora la pregunta es: "¿Habemus Papam?", 17/2) el film de Nanni Moretti en el cual se describía imaginariamente la angustia que asaltaba al mundo católico ante la decisión de un papa recién electo de no aceptar su tremenda responsabilidad. Es que los 1200 millones de católicos, vayan a misa o no, se sentirían huérfanos si les faltara el papa. Como se sabe, la voz "papa" significa simplemente papá . Por eso no sólo los católicos practicantes, sino también los no practicantes y hasta muchos no católicos que también habitan el mundo moderno, sentirían una suerte de orfandad inexplicable si la ausencia del papa, del "papá", se prolongara indefinidamente. No debe extrañarnos por ello que los cónclaves duren tan poco tiempo. Ante el mundo que los mira, los cardenales sienten la urgencia de un vacío por llenar.

Estas consideraciones nos llevan a una conclusión tan discutible como inevitable: el papa es y no es idéntico a la Iglesia. Lo es, por supuesto, desde el momento en que ejerce sobre ella la máxima autoridad. Pero en cierto modo no lo es porque a su autoridad estrictamente religiosa se suman otros elementos extrarreligiosos. ¿Los envolveríamos, quizás, en la palabra "tradición"? Al margen del dogma específico al que adhieren, ¿no significan también otra cosa más movimientos religiosos como el judaísmo, el protestantismo o el islam? ¿No hay por detrás de ellos un sentido de la vida y de la historia que se ha venido desarrollando a través de las décadas, de los siglos y aún más atrás? Esta pregunta podría extenderse a una esfera aún más extensa que la religión. Un autor ha planteado, por ejemplo, que existe, quizás en el nivel del subconsciente colectivo, algo que él llama "la religión norteamericana", un núcleo de creencias que, sea cual sea su confesión, protestante, católica u otra, como la de los mormones, o incluso ninguna, se extiende a todos los norteamericanos porque los une, lo sepan o no, una creencia común: que forman parte de un pueblo elegido para acometer grandes hazañas. Ésta es, al menos, la tesis del conocido escritor norteamericano Harold Bloom en su libro The American Religion .

Si aceptáramos la idea de Bloom de que subyace en los norteamericanos una creencia común que los incita a creer en ellos mismos y en las empresas que acometen, ¿se podría diseñar al servicio de otros pueblos aparentemente menos exitosos que los norteamericanos una fe equiparable? ¿Qué decir, por ejemplo, de los argentinos? Hasta 1930, los argentinos creían tener, como comprobó Ortega y Gasset, "un destino peraltado" y "una vocación imperial". Hubo hasta aquella década un "destino manifiesto" no sólo para los norteamericanos, sino también para los argentinos. Pero, se nos dirá, los del Norte fueron siempre "ganadores", lo cual multiplicó su confianza, en tanto que a nosotros la suerte nos visitó en zigzag: aciaga desde 1810 hasta 1853; brillante y al parecer imparable desde 1853 hasta 1930, y otra vez aciaga desde 1930 hasta el día de hoy. Pero he aquí que el nuevo papa es argentino. ¿Cómo interpretarlo?

¿Cabría quizás un apresurado retorno a la antigua soberbia argentina? A lo mejor los brasileños podrían haber interpretado la eventual elección de un cardenal de su país como un signo lógico de los tiempos. ¿Brasil no es, acaso, un país "ganador", que baila samba en vez de bailar tango, esa melodía que Santos Discépolo definió como "un pensamiento triste que se baila"? Los argentinos hubiéramos acogido la elección de un papa de nuestra nacionalidad con naturalidad allá por los años veinte, cuando creíamos habitar el techo del mundo. Pero, al estar en el siglo XXI, cuando países que corrían bien atrás de nosotros, uno por uno nos van pasando, la elección de Francisco, ¿no parece a veces una broma cruel?

Una manera de interpretar la inclinación del Colegio Cardenalicio por un argentino es que lo hicieron "pese" a que es argentino. Pero pensar así ¿no equivaldría a autoflagelarnos demasiado? Quizá la mejor manera de llegar a una respuesta valedera en este asunto sería recorrer la lista de nuestras venturas y desventuras. Nuestra historia se parece en este sentido a la de un niño prodigio que, por sus tempranas muestras de talento, se acostumbró a tener una alta idea de sí mismo hasta que lo sorprendió, de golpe, una sucesión de señales negativas. Se dirá que ahora somos un ex niño prodigio que marcha en zigzag. ¿O será que el talento extraordinario que parecía habitarnos no nos ha abandonado, aún, del todo? El nuevo papa, ¿no es al fin y al cabo un argentino de pura cepa? A lo mejor ese ex niño prodigio que todavía somos conserva alguna esperanza bajo la manga, y a lo mejor esa esperanza se llama Francisco.

La elección de un papa argentino, ¿podría actuar como un inesperado despertador entre nosotros? Para aquellos que pensamos que nuestra principal dificultad ha sido coordinar unos con otros, aceptar al otro para dialogar con él sin menospreciarlo ni demonizarlo, tener nada menos que un papa en común, ¿no nos podrá servir como un nuevo punto de partida hacia la esperanza en nosotros mismos, que casi habíamos perdido?

En este sentido la actitud del nuevo pontífice es como un bálsamo para sus compatriotas. Aquellos que se habían acostumbrado a vernos como un país en el que la frustración de lo mucho que esperaba reemplazó al antiguo orgullo, abriendo un concurso todavía irresuelto en busca de los verdaderos culpables por todo lo que anduvo mal, han recibido ahora una nueva señal en dirección contraria. Ese nuevo argentino que es el papa Francisco, ¿no resume acaso la callada crítica de todo lo que hicimos mal? ¿Fuimos soberbios? Francisco no lo es. ¿Fuimos ostentosos? Francisco vive con sencillez. ¿Nos desgastamos en el odio recíproco? Francisco ama. En su rostro se dibuja una serena sonrisa. Por un instante, pareció que hasta la conducta agresiva de un gobierno para el cual los que disienten de él son los verdaderos culpables del "mal argentino" comenzó a apaciguarse. Y si el Gobierno calma su picazón ideológica, ¿también se preparan los opositores a recoger el ramo de olivo que su nuevo pontífice, que su nuevo "hacedor de puentes", a la vez romano y argentino, les está mostrando?
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16569
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.