Talisman















































Últimos temas
» Así ha sido el eclipse de la superluna azul
Miér Ene 31, 2018 7:40 pm por Talisman

» Preocupación en la Rosada: Cae la imagen de Macri y de Vidal en PBA (CFK se recupera)
Miér Ene 31, 2018 7:17 pm por Talisman

» Triaca, los parientes y el Lázaro Báez que falta para que se hunda el "cambio"
Miér Ene 31, 2018 7:03 pm por Talisman

» Preparan batería de medidas para bajar el costo argentino
Lun Ene 29, 2018 6:27 pm por Talisman

» "¿Son, se hacen o piensan que somos estúpidos?"
Lun Ene 29, 2018 6:05 pm por Talisman

» "¿Son, se hacen o piensan que somos estúpidos?"
Lun Ene 29, 2018 6:05 pm por Talisman

» Un asteroide de 1.1K podría chocar con la Tierra en febrero
Jue Ene 18, 2018 7:04 pm por Talisman

» El misterio de las lunas perdidas
Miér Ene 17, 2018 7:26 pm por Talisman

» Melconian, durísimo: "El calibramiento no arregla esto, es nada"
Vie Dic 29, 2017 6:59 pm por Talisman

» ¿Chocamos?: "Mauricio, Argentina no califica en Wall Street para el 2018"
Vie Dic 29, 2017 6:53 pm por Talisman

» El asteroide que podría haber arruinado la Navidad
Vie Dic 29, 2017 3:26 pm por Talisman

» El Gobierno "recalibra" y Macri evita dar "malas noticias"
Jue Dic 28, 2017 6:46 pm por Talisman

» "Decirte que tienen más información y decirte estúpido, es lo mismo"
Jue Dic 28, 2017 6:39 pm por Talisman

» Pérdida de credibilidad: El mejor equipo de los últimos 50 años es un fracaso
Jue Dic 28, 2017 6:31 pm por Talisman

» El misterio de las explosiones más brillantes del Universo sigue abierto
Mar Dic 26, 2017 7:34 pm por Talisman

» ¿Y si la Estrella de Belén fue una extraña conjunción planetaria?
Mar Dic 26, 2017 7:26 pm por Talisman

» Zarpó el rompehielos Almirante Irízar rumbo a la Antártida
Mar Dic 26, 2017 7:17 pm por Talisman

» Rojo comercial récord: el déficit llegó a los u$s 7.656 M en el acumulado hasta noviembre
Mar Dic 26, 2017 7:12 pm por Talisman

» Murió Thomas Griesa, el juez que condenó a la Argentina en la pelea con los fondos buitres
Mar Dic 26, 2017 7:06 pm por Talisman

» Salió del Pentágono: información sobre extraterrestres en la Tierra
Mar Dic 26, 2017 6:54 pm por Talisman

» Descubren el primer sistema extrasolar de ocho planetas
Mar Dic 19, 2017 4:31 pm por Talisman

» Los dos primeros planetas descubiertos por una Inteligencia Artificial
Mar Dic 19, 2017 4:22 pm por Talisman

» ¡Encuentran agua! Cada día más habitable la "Supertierra"
Miér Dic 13, 2017 4:59 pm por Talisman

» Los 18 destinos seleccionados por Nat Geo para visitar en 2018
Mar Dic 12, 2017 6:51 pm por Talisman

» Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano
Lun Dic 11, 2017 7:20 pm por Talisman

» Descubren el agujero negro supermasivo más distante de todos los tiempos
Lun Dic 11, 2017 7:13 pm por Talisman

» Por qué la nave Juno no está donde debería estar
Lun Dic 11, 2017 7:04 pm por Talisman

» La nave Voyager 1 enciende sus propulsores después de casi 40 años
Lun Dic 11, 2017 6:56 pm por Talisman

» ¿Es peligroso tratar de contactar con extraterrestres?
Lun Dic 11, 2017 6:46 pm por Talisman

» Afirman que la explosión en el submarino ARA San Juan fue corta y mortal y que colapsó en un segundo
Lun Dic 11, 2017 6:21 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Mayo 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


La explosión del fútbol

Ir abajo

La explosión del fútbol

Mensaje por Talisman el Jue Jul 02, 2015 11:26 pm

Hoy algunas pocas expresiones públicas que generan, por un largo y único instante, una suerte de unanimidad. Cuando estas expresiones estallan, desaparecen como por arte de magia todas las demás distinciones y todas las demás diferencias, sean ellas económicas, políticas o sociales. Los argentinos y los latinoamericanos se reencuentran, en estos casos excepcionales, con la unanimidad de las batallas. En este momento único se genera un sentimiento coincidente, instantáneo y universal. En los tiempos modernos, el papel que jugaron las batallas en la unificación del sentimiento colectivo lo cumple, de manera incruenta, el deporte, y particularmente el fútbol. Ya no mueren soldados. En su lugar, se convierten goles.


Por Mariano Grondona | LA NACION

Como en tantas otras ocasiones deportivas similares, la Copa América nos ha brindado a los latinoamericanos una nueva ocasión para ejercitar esta forma de patriotismo incruento. Al final de cada batalla ya no quedan cadáveres y huérfanos desparramados por el suelo, sino tan sólo evanescentes sentimientos de gloria o de revancha. Después de todo, al escoger el apretón de manos en lugar de la bayoneta hemos progresado justo cuando el precio de una eventual victoria hubiera sido nuclear, esto es, insoportable.

Pareciera ser, en este sentido, que la humanidad va encontrando expresiones a la vez más incruentas y más escabrosas para ventilar sus pasiones destructivas sin que estas pasiones le hagan todo el daño que le podrían hacer. Hacemos como que nos matamos, pero, gracias al deporte, la sangre no llega al río. Y no es que hayamos encontrado esta fórmula de reemplazo después de las sesudas investigaciones de un comité de expertos, sino, al parecer, espontáneamente. Gritamos con fervor, nos decimos a veces cosas horribles, pero, al final, nos damos la mano.

Es como si alguien, desde arriba, nos estuviera cuidando contra nosotros mismos. Alguna vez, quizás, hubimos de desaparecer de la faz de la tierra. Pero por pura casualidad o porque somos una raza protegida -¿por quién?, ¿de quién?- no lo hicimos.

Estas inquietudes arrojan luz sobre el destino humano. Más de una vez pudimos desaparecer, pero no lo hicimos. ¿Llamaremos a esto destino o casualidad? ¿Cuántas veces la así llamada "casualidad" se nos ha cruzado en el camino?

Con otras palabras, ¿somos los seres humanos merecedores de nuestro destino? La trayectoria de la raza humana en cuanto tal ¿puede ser imaginada como un evento unificado? En todo caso, la pregunta es si los pueblos merecen su destino o si cae sobre ellos, impiadosa, la indiferente ley de la casualidad.

En diferentes épocas del pasado, ¿tuvieron los protagonistas la sensación de que se hacían cargo de su destino? Y esta sensación ¿fue una apuesta o una ilusión? ¿En qué hubiera cambiado la historia argentina sin San Martín? ¿Habría habido otra historia a la espera?

La memoria de los pueblos sobre su propio pasado ¿es por otra parte objetiva, imparcial? ¿O está destinada, al contrario, a levantar el ego colectivo? ¿Qué necesitarían pensar los pueblos sobre sí mismos? ¿Tendrían que reconocer sus errores? ¿Podrían reconocerlos para progresar?

Pero es difícil aceptar que el hombre sea, como dijo Sartre, "una chispa entre dos nadas". Si la Argentina tiene un destino, entonces los argentinos también lo tienen. Pero no podría pensarse esta afirmación como la de una vara rígida e inexorable, sino como una mezcla de sucesos quizá desconocidos, pero no por ello inexistentes. Tenemos un destino, aunque no lo conozcamos. Al desconocerlo, ¿no podríamos, aun así influir sobre él? ¿O quedaríamos librados a nuestra propia suerte?

Lo que sí podríamos hacer, desde ahora, es reconocer los pliegues de nuestro destino, palpar sus irregularidades. Como evento colectivo que convoca a multitudes, el fútbol se presta a la unanimidad. Cuando un pueblo entero grita "gol", toma una aguda conciencia de su existencia. Es menos poético, pero innegable. El grito del "gol" está unido irreversiblemente a la multitud que lo proclama más allá de sus diferencias religiosas, políticas o ideológicas. La Argentina "es", por encima de todo, cuando miles de argentinos la invocan al unísono, irrevocablemente. Ésta es, hoy, la proclama futbolística de la argentinidad.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16576
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.