Talisman















































Últimos temas
» Ganímedes: podría haber vida en el mayor océano del Sistema Solar
Lun Oct 09, 2017 7:23 pm por Talisman

» Por qué el Planeta Nueve tiene que existir
Lun Oct 09, 2017 7:15 pm por Talisman

» Rusia suma fuerzas con la NASA para construir una estación espacial en la Luna
Lun Oct 09, 2017 7:10 pm por Talisman

» Localizan Zelandia, el octavo continente de la Tierra
Lun Oct 09, 2017 7:03 pm por Talisman

» El megatelescopio de treinta metros aún podría quedarse en España
Lun Oct 09, 2017 6:56 pm por Talisman

» Un estudio revela que las ballenas fueron feroces depredadores
Jue Sep 07, 2017 10:49 pm por Talisman

» El meteorito que mató a los dinosaurios provocó una «noche» de dos años
Jue Sep 07, 2017 10:20 pm por Talisman

» Amplían la zona de evacuación en Miami por Irma, y vienen José y Katia
Jue Sep 07, 2017 10:05 pm por Talisman

» La NASA hará una prueba de defensa con un asteroide real el 12 de octubre
Jue Ago 10, 2017 10:35 pm por Talisman

» Una vida «diferente» es posible en Titán
Jue Ago 10, 2017 10:20 pm por Talisman

» La CGT ratificó la movilización del 22 agosto pero no habló de paro
Vie Jul 28, 2017 10:09 pm por Talisman

» Nueva encuesta en la provincia de Buenos Aires: Cristina ganaría casi con 40 puntos
Vie Jul 28, 2017 10:01 pm por Talisman

» Jorge Lanata fue deportado de Venezuela: "Nos hicieron un interrogatorio muy duro"
Vie Jul 28, 2017 9:57 pm por Talisman

» La Gran Mancha Roja de Júpiter, como nunca se había visto
Jue Jul 20, 2017 10:29 pm por Talisman

» Los exoplanetas con condiciones más extremas que se descubrieron hasta el momento
Jue Jul 20, 2017 10:03 pm por Talisman

» Hay 4,5 veces más de gente en situación de calle que la reconocida por la Ciudad
Miér Jul 19, 2017 10:48 pm por Talisman

» La UIA alertó que en el sector fabril "no hay generación de empleo"
Miér Jul 19, 2017 10:42 pm por Talisman

» Murió Landrú, una leyenda del humor gráfico argentino
Miér Jul 19, 2017 10:18 pm por Talisman

» Encuesta K: CFK sube, Cambiemos se estanca
Miér Jul 19, 2017 10:10 pm por Talisman

» Encuesta de Aragón: CFK lidera
Miér Jul 19, 2017 10:02 pm por Talisman

» Europa, a la conquista del primer planeta
Jue Jul 06, 2017 11:00 pm por Talisman

» Las moléculas orgánicas nacen al mismo tiempo que las estrellas
Jue Jul 06, 2017 10:37 pm por Talisman

» Preocupación mundial por los asteroides, las montañas que caen del cielo
Jue Jul 06, 2017 10:29 pm por Talisman

» Incidentes en Hamburgo en medio de la cumbre del G20: la particular bandera para Mauricio Macri
Jue Jul 06, 2017 9:58 pm por Talisman

» Lo que sabemos sobre el Planeta 9
Vie Jun 23, 2017 11:09 pm por Talisman

» Llega el «Planeta 10»
Vie Jun 23, 2017 11:03 pm por Talisman

» La galaxia «muerta» que cambiará lo que sabemos del Universo
Vie Jun 23, 2017 10:58 pm por Talisman

» La NASA descubre diez nuevos planetas que podrían albergar vida
Vie Jun 23, 2017 10:53 pm por Talisman

» ¡Sorpresa! Júpiter es más antiguo que el Sol
Vie Jun 23, 2017 10:47 pm por Talisman

» Némesis, la estrella compañera del Sol, existió de verdad
Vie Jun 23, 2017 10:42 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Otro mensaje: el fin de un ciclo de autoritarismo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Otro mensaje: el fin de un ciclo de autoritarismo

Mensaje por Talisman el Miér Abr 22, 2015 12:25 am

Una aparente contradicción gira en torno de los primeros comicios distritales del año, que culminará en octubre con la elección del próximo presidente. Cristina Kirchner conserva, según casi la unanimidad de las encuestas, considerables índices de popularidad, pero, al mismo tiempo, su estilo y sus políticas resultan seriamente derrotados.


Por Joaquín Morales Solá | LA NACION

La paradoja incluye a Salta, donde el oficialismo nacional se atribuyó un triunfo que fue sólo simbólico. Más allá de la discusión sobre la futura influencia de la Presidenta en resortes cruciales del poder, lo cierto es que parece llegar a su fin un ciclo marcado por un fuerte autoritarismo, por la confrontación política y por una economía ahogada por regulaciones y controles por parte del Estado.

La buena elección que hizo en Santa Fe, perdiendo desde ya, el oficialista Omar Perotti fue obra de Perotti y no de Cristina. Perotti fue intendente de Rafaela y es actualmente diputado nacional, pero su estilo es la contracara del cristinismo.

Hombre afable y político abierto, Perotti jamás rompió el diálogo con nadie ni se afilió al partido de la crispación permanente. Hijo de productores rurales, en la guerra con el campo, en 2008, promovió vías de diálogo con los ruralistas y propuso detener el enfrentamiento que terminó con una batalla perdida para el gobierno de Cristina Kirchner. Perotti es una víctima de lo que representa, porque en Santa Fe competían por el triunfo dos versiones distintas de la oposición, no el oficialismo. Ganó, al final, el macrista Miguel del Sel.

En Mendoza, la Presidenta perdió dos veces. Fue derrotado el oficialismo peronista, que tiene poco que ver con ella, pero también sufrió un descalabro La Cámpora, que compitió con aquel peronismo. El actual gobernador de Mendoza, Francisco Pérez, que no tiene reelección, militó en el cristinismo puro durante toda su gestión. No pudo hacer nada por su presidenta. Hasta el Ejército fue acusado en Mendoza de prestarle sus instalaciones a La Cámpora durante la campaña electoral. Tampoco sirvió de nada. El acuerdo macrista-radical se impuso ampliamente a las distintas versiones del peronismo.

Salta tampoco puede inscribirse como una victoria de Cristina Kirchner. "Yo siempre dije que soy peronista, nunca dije que soy kirchnerista", fue lo primero que aclaró el gobernador triunfante de Salta, Juan Manuel Urtubey. Urtubey es un político de estilo afable, pero es también, y sobre todo, un hombre conservador. Reinstaló la educación católica en las escuelas públicas y castigó a los diputados nacionales salteños que votaron el matrimonio igualitario. ¿Podría decirse, sin mentir, que en Salta ganó Cristina Kirchner de la mano de Urtubey? No, sin duda.

La pregunta que corresponde hacer es por qué la Presidenta tiene buenos niveles de aceptación popular cuando la sociedad (o un sector mayoritario de ella) parece cansada de su estilo y sus políticas. La explicación más común que se encuentra consiste en que esa popularidad se debe a que ella se va. Después de diciembre podrá ser legisladora nacional o del Parlamento del Mercosur (posibilidades que la gente común no asumió todavía), pero lo cierto es que no será presidenta. El adiós de una mujer viuda (que hizo de su viudez una importante herramienta electoral y publicitaria) puede sensibilizar a importantes sectores sociales.

Cierto nivel de consumo y cierta preservación del empleo podrían explicar otra parte de aquella simpatía. No puede desecharse tampoco el efecto que produce en la sociedad una indiscutible autoridad política. Otra cosa, que a veces le juega en contra, es que ella convierta la necesaria autoridad política en autoritarismo a secas.

Ninguna elección nacional está ganada ni perdida de antemano cuando los oficialismos empiezan perdiendo. Salvo en Salta, fueron derrotados los gobiernos de Santa Fe y de Mendoza. Los gobernantes de Santa Fe no son kirchneristas, sino opositores al kirchnerismo. Pero la alianza radical-socialista, que viene gobernando esa provincia desde hace ocho años, está pagando el precio de no haber sabido enfrentar un delito desbocado y el auge del narcotráfico. Es cierto que tuvo muy poco apoyo del gobierno nacional, aun cuando el narcotráfico es un delito federal, pero también lo son la impotencia del gobierno local y la complicidad de la policía santafecina con los narcos.

La economía mendocina, a su vez, padece la crisis común a las economías regionales como consecuencia de un dólar subvaluado. Ése es un problema que muy pocos políticos nacionales tienen en cuenta, y del que muy pocos economistas hablan, pero que está haciendo estragos en el interior del país. Las exportaciones se frenaron de golpe y los insumos importados son cada vez más difíciles de conseguir por el cepo al dólar.

Los primeros resultados provinciales parecen darles la razón a los encuestadores que señalan que hay una tendencia cada vez más firme de la sociedad para reclamar un cambio fundamental de las políticas nacionales. No todos los encuestadores dicen eso, pero Mauricio Macri está convencido de esa opinión mayoritaria, que terminaría beneficiándolo a él. Los resultados de Santa Fe y Mendoza lo confirmaron en esa certeza.

Macri tiene la ventaja de que su carrera presidencial depende sólo de sus aciertos o de sus errores. Al revés, Daniel Scioli, que también oscila con sus propios méritos o desméritos, está pendiente de un gobierno nacional que a veces no sabe qué hacer con él. Hace sólo dos meses, todo parecía encaminarse hacia el exilio de Scioli del kirchnerismo. La Presidenta y el gobernador se reconciliaron en las últimas semanas, pero nadie apuesta a que ésa será la última decisión de Cristina Kirchner.

A Macri lo aguarda todavía la victoria del próximo domingo en la Capital, que podrá ser con Horacio Rodríguez Larreta o con Gabriela Michetti. Con las victorias de Capital, Santa Fe y Mendoza, a Macri sólo le restará cerrar de una buena vez Córdoba. Despejados los primeros lugares de las listas (Oscar Aguad será candidato a gobernador; Ramón Mestre irá por la reelección como intendente de Córdoba, y Luis Juez buscará la reelección como senador nacional), las negociaciones se centran ahora en las listas de candidatos a diputados nacionales. Macri pide lo que, según él, le corresponde por el liderazgo del espacio; los radicales reclaman en nombre de la historia, porque ellos gobernaron Córdoba durante la mitad de los años democráticos.

Sergio Massa tiene votos en la provincia de Buenos Aires, pero es evidente que carece de una buena estructura en el interior del país. No ha sabido trabar alianzas en las provincias y terminó disputándole a Macri la foto con un radical perdido en muchos distritos. Cometió el error de ahuyentar a Carlos Reutemann de su lado (el senador fue uno de los primeros dirigentes nacionales del peronismo en apoyarlo) porque se metió en Santa Fe sin consultarlo. Massa terminó suscribiendo la candidatura en Santa Fe de Oscar "Cachi" Martínez, uno de los peores enemigos de Reutemann. Massa y Martínez perdieron de mala manera el domingo y Reutemann está ahora al lado de Macri.

Massa podría quedarse el próximo domingo sin candidato en la Capital. Guillermo Nielsen es un economista formado y, tal vez, el argentino que más sabe sobre la deuda argentina en el exterior, porque fue él quien la renegoció en 2004 y 2005, después del default. Nielsen tiene formas cordiales para hacer política, pero no cuenta con el conocimiento público como para ser candidato a jefe de gobierno. Massa recurrió desesperadamente a Nielsen cuando se enteró de que su candidato seguro para jefe de gobierno, Martín Redrado, no estaba dispuesto a acompañarlo. ¿Ingenuidad? ¿Excesiva seguridad en sí mismo?

En medio de tantas novedades electorales, Cristina se fue a Rusia, donde seguramente le preguntará a Putin cómo hizo para permanecer en el poder tanto tiempo, ya sea gobernando él mismo o a través de su disciplinado discípulo, Dmitri Medvedev. En su país, los primeros datos reales sobre el estado de la sociedad indican que esos métodos arbitrarios y mandones, entre otros, agonizan irremediablemente.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16545
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.