Talisman















































Últimos temas
» Así ha sido el eclipse de la superluna azul
Miér Ene 31, 2018 7:40 pm por Talisman

» Preocupación en la Rosada: Cae la imagen de Macri y de Vidal en PBA (CFK se recupera)
Miér Ene 31, 2018 7:17 pm por Talisman

» Triaca, los parientes y el Lázaro Báez que falta para que se hunda el "cambio"
Miér Ene 31, 2018 7:03 pm por Talisman

» Preparan batería de medidas para bajar el costo argentino
Lun Ene 29, 2018 6:27 pm por Talisman

» "¿Son, se hacen o piensan que somos estúpidos?"
Lun Ene 29, 2018 6:05 pm por Talisman

» "¿Son, se hacen o piensan que somos estúpidos?"
Lun Ene 29, 2018 6:05 pm por Talisman

» Un asteroide de 1.1K podría chocar con la Tierra en febrero
Jue Ene 18, 2018 7:04 pm por Talisman

» El misterio de las lunas perdidas
Miér Ene 17, 2018 7:26 pm por Talisman

» Melconian, durísimo: "El calibramiento no arregla esto, es nada"
Vie Dic 29, 2017 6:59 pm por Talisman

» ¿Chocamos?: "Mauricio, Argentina no califica en Wall Street para el 2018"
Vie Dic 29, 2017 6:53 pm por Talisman

» El asteroide que podría haber arruinado la Navidad
Vie Dic 29, 2017 3:26 pm por Talisman

» El Gobierno "recalibra" y Macri evita dar "malas noticias"
Jue Dic 28, 2017 6:46 pm por Talisman

» "Decirte que tienen más información y decirte estúpido, es lo mismo"
Jue Dic 28, 2017 6:39 pm por Talisman

» Pérdida de credibilidad: El mejor equipo de los últimos 50 años es un fracaso
Jue Dic 28, 2017 6:31 pm por Talisman

» El misterio de las explosiones más brillantes del Universo sigue abierto
Mar Dic 26, 2017 7:34 pm por Talisman

» ¿Y si la Estrella de Belén fue una extraña conjunción planetaria?
Mar Dic 26, 2017 7:26 pm por Talisman

» Zarpó el rompehielos Almirante Irízar rumbo a la Antártida
Mar Dic 26, 2017 7:17 pm por Talisman

» Rojo comercial récord: el déficit llegó a los u$s 7.656 M en el acumulado hasta noviembre
Mar Dic 26, 2017 7:12 pm por Talisman

» Murió Thomas Griesa, el juez que condenó a la Argentina en la pelea con los fondos buitres
Mar Dic 26, 2017 7:06 pm por Talisman

» Salió del Pentágono: información sobre extraterrestres en la Tierra
Mar Dic 26, 2017 6:54 pm por Talisman

» Descubren el primer sistema extrasolar de ocho planetas
Mar Dic 19, 2017 4:31 pm por Talisman

» Los dos primeros planetas descubiertos por una Inteligencia Artificial
Mar Dic 19, 2017 4:22 pm por Talisman

» ¡Encuentran agua! Cada día más habitable la "Supertierra"
Miér Dic 13, 2017 4:59 pm por Talisman

» Los 18 destinos seleccionados por Nat Geo para visitar en 2018
Mar Dic 12, 2017 6:51 pm por Talisman

» Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano
Lun Dic 11, 2017 7:20 pm por Talisman

» Descubren el agujero negro supermasivo más distante de todos los tiempos
Lun Dic 11, 2017 7:13 pm por Talisman

» Por qué la nave Juno no está donde debería estar
Lun Dic 11, 2017 7:04 pm por Talisman

» La nave Voyager 1 enciende sus propulsores después de casi 40 años
Lun Dic 11, 2017 6:56 pm por Talisman

» ¿Es peligroso tratar de contactar con extraterrestres?
Lun Dic 11, 2017 6:46 pm por Talisman

» Afirman que la explosión en el submarino ARA San Juan fue corta y mortal y que colapsó en un segundo
Lun Dic 11, 2017 6:21 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Abril 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Sin error no hay aprendizaje

Ir abajo

Sin error no hay aprendizaje

Mensaje por Talisman el Vie Mar 13, 2015 12:30 am

Hubo un tiempo no tan lejano en que los argentinos nos sentimos cerca de la gloria, cuando la grandeza parecía esperarnos a la vuelta de la esquina. Eran los comienzos del siglo XX, cuando José Ortega y Gasset pudo detectar en nuestra joven nación una "vocación imperial" y señaló que, lograran los argentinos cumplir esta manifiesta vocación o no, era interesante verla desplegarse a lo largo del tiempo y en medio de las demás naciones.


Por Mariano Grondona | LA NACION

¿Cuán lejos nos queda hoy ese tiempo de presurosa anticipación del que gozaron nuestros padres? La inminencia de la grandeza que creyeron percibir, ¿fue una intuición exacta o, apenas, una ensoñación juvenil? ¿Qué queda en todo caso hoy de estas exaltadas anticipaciones? ¿Hay un nuevo realismo en la Argentina, o la nueva actitud es el producto de la desilusión que ha seguido al enfriamiento de nuestras antiguas pasiones? ¿En el pasado nuestros padres fueron románticos o en el presente sus hijos hemos caído en el escepticismo en nombre del realismo?

Sea cual fuere la respuesta que extraigamos de esta pregunta, y ya ella nos incline al optimismo o al pesimismo, algo es de por sí evidente: que ya no somos los mismos, que el tiempo no nos ha pasado en vano. Pero hay otra cuestión aún más difícil de responder que ésta: ¿qué hemos aprendido de lo que hemos vivido?

El error es, sin duda, uno de los padres del aprendizaje. Pero no cualquier error. Solamente el error que es debidamente asumido y asimilado. Las naciones que progresan no son aquellas que han dejado de cometer errores, sino aquellas que, una vez que los cometieron, han sabido extraer de ellos las debidas conclusiones. Los errores del pasado enseñan. Nos dictan el camino de la superación. Somos mejores después de nuestros errores, pero sólo cuando hemos aprendido de ellos. Lo que no tiene cura, al contrario, es el error al que no sigue, como consecuencia, su superación mediante el aprendizaje.

La lógica del progreso es entonces la siguiente: primero la acción, que conlleva el error, y después el aprendizaje, que tarde o temprano arrastra a nuevos errores y a nuevos aprendizajes, y así sucesivamente hasta el fin de los tiempos. El hombre, en definitiva, es un ser "errante", condenado a progresar a través de sus equivocaciones y que sólo puede progresar si se arriesga, pese a todo, a seguir cometiéndolas. Con esta salvedad: que los nuevos errores serán más sofisticados por haberse enriquecido con una proporción mayor de aprendizaje.

Hay conductas desviadas a partir de estas premisas. Una, la más grave, es omitir la acción para evitar el error. Es el pecado del puritano. Le tiene tal aversión al pecado que, para no pecar, decide no actuar. Su fórmula es la parálisis en nombre de la pureza. La nada es el pozo de la inacción. Por aversión al pecado, el puritano se hunde en el mayor pecado de todos, que es la inacción.

Es mejor, como consecuencia, actuar para aprender que no actuar para no equivocarse. El puritano, a la inversa, opta por la inacción para evitar el error, sin darse cuenta de que el mayor error de todos es, precisamente, la inacción.

Si una persona acometida de puritanismo evitara toda acción para no equivocarse, se condenaría por no actuar, mientras una persona decidida a actuar acepta el riesgo que supone actuar. ¿Cuál de ellas, digamos, quedaría más lejos de la verdad? Dios también podría no haber creado al mundo. Pero lo creó. Al hacerlo, se resignó al pecado como imperfección, pero asimismo apostó a que habría más cosas buenas que cosas malas en el conjunto de la Creación. Nosotros fuimos, en cierta forma, la apuesta de Dios.

La conclusión es, en cierto modo, optimista. Pongámoslo así. Cuando el Creador nos creó, anticipó nuestras fallas. Al sopesarlas con nuestras falencias, supo que nuestro balance sería positivo. Entonces, nos creó. Para él, valdría la pena crearnos. La Historia está colmada de maldades. Pero la cuenta que hizo Dios desde el principio de los tiempos sugiere que, hacia al fin de ellos, tendría razón. Somos cocreadores. Sólo nos queda demostrar que, al crearnos, Dios no se equivocó. Para eso, estará la Historia.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16576
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.