Talisman















































Últimos temas
» Descubren el origen del volcán más monstruoso del Sistema Solar
Mar Mar 21, 2017 10:04 pm por Talisman

» Marte tuvo anillos en el pasado, y los volverá a tener
Mar Mar 21, 2017 9:58 pm por Talisman

» Los grandes avances científicos que llegarán en 2017
Mar Mar 21, 2017 9:54 pm por Talisman

» La mayoría de los argentinos cree que empeoró la situación económica
Mar Mar 21, 2017 9:42 pm por Talisman

» La economía cayó 2,3% en 2016
Mar Mar 21, 2017 9:38 pm por Talisman

» Los extraños casos del padre Acuña, el cura exorcita de Santos Lugares
Mar Mar 21, 2017 9:04 pm por Talisman

» Descubren un sistema solar con seis «Tierras» que podrían albergar agua líquida
Jue Mar 16, 2017 10:27 pm por Talisman

» El dramático evento que puede transformar la Tierra en una gran bola de nieve
Jue Mar 16, 2017 10:21 pm por Talisman

» Una niebla pestilente y tóxica cubrió la Tierra durante un millón de años
Jue Mar 16, 2017 10:14 pm por Talisman

» Cristina fustigó a Macri con un dibujo animado
Jue Mar 16, 2017 10:04 pm por Talisman

» La CGT confirmó que el 6 de abril se hará el paro nacional sin movilización
Jue Mar 16, 2017 9:29 pm por Talisman

» Macri visitó una fábrica y los trabajadores lo recibieron con abucheos
Jue Mar 16, 2017 9:23 pm por Talisman

» Toda la verdad sobre la casa embrujada de Puerto Montt
Mar Mar 07, 2017 9:06 pm por Talisman

» La verdad oculta de figura de forma humana que apareció en el cielo y revolucionó Zambia
Mar Mar 07, 2017 9:01 pm por Talisman

» Los movilizados piden la triple renuncia: El peor momento del triunvirato cegetista
Mar Mar 07, 2017 8:58 pm por Talisman

» Golpes y empujones: "Los ricachones sindicalistas no quieren ir al paro"
Mar Mar 07, 2017 8:51 pm por Talisman

» Castigo popular a la CGT porque sigue negociando (¿o no hay consenso?) sin fecha para el paro
Mar Mar 07, 2017 8:47 pm por Talisman

» Caso Avianca: "El Gobierno recurre siempre al ‘si pasa, pasa’"
Mar Mar 07, 2017 8:29 pm por Talisman

» Otra marcha atrás: Imputado, Macri suspende el ingreso de Avianca a las 'low cost'
Mar Mar 07, 2017 8:23 pm por Talisman

» Para la oposición el discurso de Macri "estuvo alejado de la realidad"
Miér Mar 01, 2017 10:36 pm por Talisman

» Macri defendió el rumbo económico y pidió ratificar la "convicción por el cambio"
Miér Mar 01, 2017 10:32 pm por Talisman

» Aogashima, la pequeña y curiosa isla que tiene un pueblo dentro de un volcán
Miér Mar 01, 2017 10:25 pm por Talisman

» Avianca: Di Lello imputó a Macri por irregularidades en la explotación del espacio aéreo
Miér Mar 01, 2017 9:54 pm por Talisman

» Los millonarios beneficios económicos de la gestión Macri al Grupo Clarín
Miér Feb 22, 2017 9:14 pm por Talisman

» Las duras críticas de un joven diputado español al Presidente en su visita al Parlamento
Miér Feb 22, 2017 9:09 pm por Talisman

» La Nasa descubrió 7 exoplanetas similares a la Tierra
Miér Feb 22, 2017 8:57 pm por Talisman

» La NASA convocó a una conferencia de prensa inesperada sobre un descubrimiento fuera del Sistema Solar
Mar Feb 21, 2017 9:53 pm por Talisman

» En un año, los productos de primera necesidad subieron hasta un 136%
Mar Feb 21, 2017 9:17 pm por Talisman

» Denuncian a Macri por supuesto fraude tras entrega de rutas "low cost"
Mar Feb 21, 2017 9:12 pm por Talisman

» ¡Se hartó! Pepe Cibrián estalló en Facebook contra todos
Mar Feb 21, 2017 8:57 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Marzo 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Una administración que parece contenta con el default

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una administración que parece contenta con el default

Mensaje por Talisman el Dom Ago 10, 2014 11:48 pm

Cuatro iniciativas privadas para sacar al país del default tropezaron con el rechazo del Gobierno. Cristina Kirchner y Axel Kicillof prefirieron, en cambio, plantear una innecesaria crisis diplomática con los Estados Unidos. La jurisdicción del tribunal de La Haya fue descartada desde el principio hasta por reconocidos juristas argentinos, como Luis Moreno Ocampo. Pero el Gobierno parecía interesado en prorrogar el conflicto. ¿Hasta cuándo? ¿Acaso hasta que toda la deuda argentina estuviera en default? Si se mira el curso de las cosas, el Gobierno parece estar contento mientras más se adentra en el default.


Por Joaquín Morales Solá | LA NACION

Es posible que esté decidiendo sobre el caso según las mediciones de opinión pública. Como Marcelo Tinelli, respeta el rating según el minuto a minuto. Pero eso también es relativo. Un funcionario con acceso a casi todas las encuestas de los últimos días aseguró que no hubo grandes cambios a favor de la Presidenta después del default selectivo. La sociedad está más asustada que exaltada por el falso patriotismo, explicó.

El Gobierno hace otra cosa: trata de cubrir los desastres de una economía en decadencia detrás de las máscaras del juez Griesa y los fondos buitre. Encontró de pronto que podía cambiar el curso y el ritmo de las cosas. Se terminó la melancolía del crepúsculo.

Ahora hay una razón para luchar y para vivir.

Demandar en La Haya a los Estados Unidos, porque un juez de Nueva York falló contra la Argentina, significa la deserción deliberada de la diplomacia. Si fuera cierto que Barack Obama puede hacer algo con el juez Griesa, una intensa gestión diplomática debió ser el primer camino elegido. Ahora bien, ¿por qué Obama podría contener a Griesa si Cristina Kirchner no pudo controlar a los jueces argentinos Ariel Lijo y Claudio Bonadio que, en poco más de un mes, procesaron dos veces por corrupción y deshonestidad a su vicepresidente, Amado Boudou?

Con todo, si la teoría de la Presidenta fuera cierta, lo que el Gobierno necesitaba, y no tiene, son interlocutores confiables con Washington. No lo es Héctor Timerman, vacío y provocador; ni tampoco lo es la embajadora en los Estados Unidos, Cecilia Nahón, célebre por la absoluta nulidad de su gestión. Con Washington no hay una relación buena o mala. No hay relación. Puede ser, con todo, que a partir de los días recientes esa distancia haya entrado en un punto de no retorno. El viernes, los norteamericanos se negaron a hacer diplomacia frente a los jueces de La Haya. Asunto terminado.

Kicillof, el hombre fuerte del Gobierno, es igual que Guillermo Moreno. El ministro es más joven que el ex hombre fuerte del cristinismo y tiene algunos grados más elevados de urbanidad. Pero es tan autoritario, terco y arrogante como lo era Moreno. ¿Qué lleva a Cristina Kirchner a parapetarse detrás de semejantes personajes? ¿Qué sensación de fragilidad propia la empuja a buscar tales protecciones? ¿Qué le pasa a la Presidenta que ha perdido hasta los sensores de poder que había heredado de su marido muerto? Muchos integrantes del Gobierno están cansados ya de ser convocados para aplaudir discursos que no conocen de antemano y que no comparten después. Muchos buscan una puerta de salida, pero no la encuentran sin correr riesgos. Los acecha el peligro de una venganza soviética. Autoritarismo e ineficacia vienen siempre juntos.

Es cierto que Griesa dejó en el limbo el problema de los holdouts. No ejecutó la sentencia. Congeló los fondos girados por el gobierno argentino al Bank of New York, pero no permitió que se les pagará ni a los bonistas reestructurados ni a los fondos buitre. A nadie. Al juez, seguramente, le llegan versiones de que hay interesados en resolver el problema. Deja pasar el tiempo. Las criticas a él, sobre todo las que surgen desde su propio país, influyen en su irresolución. Irresolución en los actos; dureza y enojo en las palabras.

La crítica más dura la recibió Griesa de parte de Anne Krueger, la ex mandamás del Fondo Monetario, que acaba de asegurar que el fallo del juez hará en el futuro más difícil la reestructuración de las deudas de los países en crisis. Krueger fue en su momento demonizada por el kirchnerismo, pero resulta que su teoría hubiera salvado ahora al gobierno de Cristina Kirchner. Según Krueger, una mayoría calificada de acreedores de un país en crisis, que aceptara una reestructuración de deuda, debería hacer obligatoria la aceptación para la totalidad de los acreedores. Esa idea de Krueger fue duramente atacada por el kirchnerismo en su momento. El kirchnerismo es así. Dispara y destruye sin saber por qué.

Griesa no intuye mal. Hay, y hubo, interesados en resolver el conflicto del default. Sin embargo, Kicillof está más interesado en perpetrar un golpe de Estado en el Banco Central, deponer a Juan Carlos Fábrega y nombrar ahí a alguno de sus incondicionales. Está empujando de mala manera a Fábrega cuando dice que la gestión de los bancos nacionales para colocar una garantía de 250 millones de dólares en el juzgado de Griesa (que hubiera permitido una suspensión de la decisión judicial y evitado el default) fue una "operación berreta".

Esa operación fue pedida por el Gobierno y, por lo tanto, autorizada por el mismo Gobierno a través de Fábrega. Hasta se metió Jorge Capitanich con sus propios intereses. También compartió esa estrategia el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Pero la cara más seria frente a los bancos fue la de Fábrega. La confirmación de que la gestión de los bancos nacionales fue avalada por la administración cristinista vino del presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio. "El Gobierno sabía todo", aseguró. El Banco Ciudad es miembro de Adeba, la entidad que agrupa a los bancos nacionales.

También antes del día del default, el 30 de julio, cuatro bancos internacionales (JP Morgan, Goldman Sachs, Bank of America y UBS AG) intentaron una negociación con los holdouts, pero se encontraron sin el respaldo de la administración argentina. Hasta el último fin de semana, JP Morgan, Citigroup y el financista David Martínez, con importantes inversiones en el país, buscaron un acuerdo con los holdouts mediante una garantía en el juzgado de Griesa. Tropezaron entonces con la estrategia de radicalizarse del gobierno argentino. Ya no le preocupa la cláusula RUFO, como había dicho al principio; ahora decidió que nunca pagará más que lo que concedió en los canjes de 2005 y 2010. Son miles de millones de dólares de diferencia que ningún banco asumirá como un quebranto garantizado de antemano.

La última gestión la hizo en solitario Goldman Sachs. Habló con más de 200 titulares de juicios contra la Argentina. Proponía comprar todos los juicios por unos 9500 millones de dólares (significan ahora unos 15.000 millones de dólares), pero necesitaba la garantía de que luego de diciembre el gobierno argentino le entregaría bonos por la cantidad pagada. El Gobierno se encerró en su nueva estrategia. Ni un dólar más que lo acordado en los canjes anteriores. Las resoluciones de Griesa y de las otras instancias de la justicia norteamericana no existen. Sólo existe la voluntad de Cristina y de Kicillof. El país gira alrededor de esa incertidumbre. ¿Raro? No. Los argentinos nunca saben de qué estará hecho el futuro.

Griesa no es el culpable de los males de la economía. Antes de su irrupción, la Argentina cristinista ya padecía la escasez de dólares y una inflación que está más cerca del 40 que del 35 por ciento anual. Y ya se había abatido sobre la economía una recesión que profundizará la caída del PBI per cápita durante todo el segundo mandato de la Presidenta (-1, según el estudio de analistas privados). Felipe González suele decir que la gestión de un presidente debe evaluarse según una sola medida: si dejó más rico o más pobre a su país. Cristina Kirchner no podría pasar por esa prueba.

El default es un riesgo para el futuro próximo, pero no explica lo que está sucediendo ahora. Podría abrir en adelante las compuertas de una emisión monetaria récord en la historia de emisiones de la Argentina. La desconfianza externa condenará seguramente al Banco Central a dejar de comprar dólares, porque sencillamente nadie venderá dólares. Hay una novedad en la que nada tienen que ver ni Cristina ni Griesa: se están derrumbando los precios internacionales de la soja y el maíz. Según análisis preliminares, la caída de esos precios podría significar unos 11.500 millones de dólares menos en los ingresos de divisas al país en el año próximo.

Ninguna economía resiste tantas malas noticias sin provocar graves conflictos laborales y sociales. Un planteo inútil en La Haya, un discurso imaginario contra el extranjero o una torpe provocación no cubrirán los desastres de una derrota interna que ya sucedió.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16450
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.