Talisman















































Últimos temas
» Una enorme grieta prueba que parte de la Antártida se está rompiendo
Ayer a las 10:45 pm por Talisman

» El año de Macri: los números rojos de la economía
Ayer a las 10:36 pm por Talisman

» Venta de insumos para la construcción anotó su décima caída: cedió 20,2%
Ayer a las 10:28 pm por Talisman

» Producción de las pymes industriales se contrajo un 6% durante octubre
Ayer a las 10:25 pm por Talisman

» Diputados aprobó la Emergencia Social
Ayer a las 10:12 pm por Talisman

» Oposición pide derogar escandaloso decreto de Macri que beneficia a parientes
Ayer a las 10:07 pm por Talisman

» Para los gremios, en noviembre la inflación interanual fue del 41,6%
Ayer a las 10:00 pm por Talisman

» Tiburón ballena: encuentran el cadáver del pez más grande del mundo
Ayer a las 9:51 pm por Talisman

» Revelan que existen 29 sociedades offshore del Grupo Macri
Ayer a las 9:36 pm por Talisman

» Maradona, sin filtro desde Cuba: “Que se vaya Macri sería la solución”
Ayer a las 9:24 pm por Talisman

» Blanqueo de familiares: piden la inconstitucionalidad del decreto de Macri
Lun Dic 05, 2016 9:48 pm por Talisman

» Cae otro aliado internacional de Mauricio Macri: renunció el primer ministro italiano Matteo Renzi
Lun Dic 05, 2016 9:38 pm por Talisman

» Guillermo Ortelli, nuevamente campeón del Turismo Carretera en una final con polémica definición
Lun Dic 05, 2016 9:34 pm por Talisman

» El massismo duro con Peña:"Que también hagan su autocrítica, en lugar de calificarse con 8"
Lun Dic 05, 2016 9:25 pm por Talisman

» Inflación: El rebote en diciembre y el 24% para 2017 dificultan el cambio en el humor social
Lun Dic 05, 2016 9:22 pm por Talisman

» A un año, resulta imposible encontrar el cambio...
Lun Dic 05, 2016 9:14 pm por Talisman

» Diputada que denunció a Macri por blanqueo: "Muchos miembros del Gabinete están manchados"
Vie Dic 02, 2016 11:02 pm por Talisman

» Lo que se dice en las mesas
Vie Dic 02, 2016 10:58 pm por Talisman

» En rojo: 6 de cada 10 pymes industriales perdió rentabilidad
Vie Dic 02, 2016 10:54 pm por Talisman

» "Malcorra es una espantosa canciller"
Vie Dic 02, 2016 10:45 pm por Talisman

» Alerta por ola de despidos y suspensiones en provincias
Vie Dic 02, 2016 10:41 pm por Talisman

» Amplían la denuncia contra Michetti por el origen de los fondos de su fundación
Vie Dic 02, 2016 10:38 pm por Talisman

» Kioscos: un rubro perjudicado por la situación económica
Vie Dic 02, 2016 10:12 pm por Talisman

» Advierten que el sector calzado "se está convirtiendo en un cementerio industrial"
Vie Dic 02, 2016 10:00 pm por Talisman

» En lo que va del año, ya desaparecieron más de 2.100 empresas
Jue Dic 01, 2016 10:19 pm por Talisman

» FpV denunció a Macri por dejar entrar al blanqueo a familiares de funcionarios
Jue Dic 01, 2016 9:58 pm por Talisman

» "El decreto de Macri es para blanquear dinero de la corrupción”
Jue Dic 01, 2016 9:37 pm por Talisman

» Por día se pierden 140 puestos de trabajo en la construcción
Miér Nov 30, 2016 11:13 pm por Talisman

» El gobierno busca eliminar los "feriados puentes" de CFK
Miér Nov 30, 2016 11:04 pm por Talisman

» La construcción cayó un 19,2% y la industria cayó un 8% en octubre
Miér Nov 30, 2016 10:21 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


La insoportable necesidad de cambiar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La insoportable necesidad de cambiar

Mensaje por Talisman el Dom Jul 13, 2014 9:45 pm

La euforia del Mundial se frenó lejos de Olivos. Cristina Kirchner detesta el momento que le toca: debe girar, aceptar que es inevitable un cambio y resignarse a que su voluntad tiene un límite. Las horas de Amado Boudou están contadas. La aprobación de las leyes no puede estar pendiente de un vicepresidente procesado que camina derecho hacia un segundo procesamiento. La Presidenta estudia también en estas horas una propuesta de bancos norteamericanos que ofrecieron comprar por unos 8500 millones de dólares el total de la deuda en juicio en Nueva York, que significa nominalmente unos 11.500 millones de dólares. Una parte importante de esa deuda está en manos de fondos buitre.


Por Joaquín Morales Solá | LA NACION

El jueves pasado, Boudou chocó de frente con la cortedad de su destino. Su caso ya dejó de ser sólo judicial para convertirse en un grave conflicto político. Varios senadores oficialistas le reclamaron que no presidiera una sesión clave del Senado (clave para el Gobierno), al tiempo que amenazaban con boicotear la reunión de la Cámara si Boudou se sentaba en el estrado presidencial. El Senado y el Poder Judicial son los únicos dos lugares del Estado donde los jóvenes kirchneristas no hicieron pie. Fue el bloque peronista el que les cerró las puertas y lo notificó a Boudou no bien éste asumió. Boudou insistió hace dos años para hacer cumplir una orden directa de Cristina Kirchner. Debía entrar en la Cámara alta parte de la camada de jóvenes cristinistas. "No entendiste bien: aquí no entra nadie", le respondió un senador a Boudou. No entró nadie.

La oposición no tiene un enfoque común sobre Boudou, pero las diferencias consisten en establecer cómo lo combatirán mejor. ¿Abandonando el recinto, como proponen algunos? ¿Reclamándole, cada vez que presida una sesión, que se vaya y leyéndole parte de la sentencia del juez Ariel Lijo , que lo procesó por tráfico de influencias en el caso Ciccone, como plantean otros? La única posición común es la de exigirle que pida licencia cuanto antes. Boudou tiene un problema adicional: no puede hablar en el Senado; sólo puede presidir sus reuniones. Tampoco puede eludir la tarea de presidir esas sesiones. La Constitución le asigna explícitamente esa función. El resultado probable sería un campeonato opositor para criticar al vicepresidente delante del vicepresidente.

El problema creció de tamaño cuando aliados del oficialismo (y algunos oficialistas) hicieron saber que tampoco lo quieren a Boudou en el recinto parlamentario más importante del país. Los senadores son expertos en anticipar los momentos complicados, sobre todo si esos momentos les tocarán a ellos. Un bloque peronista en silencio, mientras el vicepresidente era vapuleado por los opositores, hubiera sido la peor señal política. La sesión se caía, y la Presidenta necesitaba que se sancionara la inmunidad de los bancos centrales extranjeros antes de la próxima visita del presidente de China. Abajo Boudou.

El capricho presidencial de sostenerlo al vicepresidente había durado hasta el día anterior, cuando Boudou presidió desde Tucumán los actos por la fiesta nacional. Sólo un día más tarde, la Presidenta tomó conciencia de que cada vez le costará más, y a veces inútilmente, el apoyo a Boudou. Sobre el fin de semana, en la cima del Gobierno se reflotó la idea de una licencia para el vicepresidente, aunque se prefirió esperar el resultado del partido de hoy en Río de Janeiro. La situación de un vicepresidente es ciertamente lamentable cuando depende de hechos fortuitos que no podrán atribuirse al Gobierno. Ni en la victoria ni en la derrota.

La administración gasta demasiadas energías en causas inservibles. No hay nada más obvio en el sistema internacional que criticar a los fondos buitre. Nadie los defiende. Hasta el gobierno norteamericano pidió sólo que se respetaran las decisiones de sus jueces; nada dijo de los fondos especulativos. El conflicto sin solución consiste en que las cosas nunca cambian por el hechizo de las palabras. El juez Thomas Griesa le dio seis años al gobierno argentino para que resolviera su pleito con los holdouts, los acreedores que no entraron a los canjes de 2005 y 2010, que significan nada más que el 7 por ciento de la deuda que cayó en default en 2001. El Gobierno descuidó la potencial peligrosidad de esos tenedores de bonos y el propio juicio que ellos habían planteado en los tribunales de Nueva York.

La Presidenta ordenó una victoria simbólica. Es fácil frente a fondos de inversión que no cuentan con ninguna simpatía. Pero ¿cómo seguirá el conflicto cuando éste amenaza con otro default? Las señales del Gobierno son contradictorias. La pirotecnia verbal y gestual indicaría que la administración no pagará. Dice otra cosa en las entrelíneas. Repite una y otra vez que quiere pagar y nunca precisa que está hablando sólo de los bonistas que canjearon sus bonos en default. El primer ministro italiano, Matteo Renzi, el último hallazgo de la política europea, encontró la síntesis. Felicitó a Cristina porque quiere pagar. Punto.

Si ésa fuera la decisión, sería la única sensata de parte de un país con su economía en franca declinación. La recesión de la economía es ya fuerte y muchas suspensiones de trabajadores se están convirtiendo en despidos. Mediciones privadas indican que la caída global de la economía es de un 2 por ciento. Pero la caída de la actividad industrial, que es la gran proveedora de mano de obra, es del 6 por ciento. El consumo básico está menos afectado, aunque se desplomó el consumo de bienes durables (autos, motos, electrodomésticos). El impuesto a la compra de autos es también ya otro capricho irrazonable. El Gobierno no recaudó más dinero con ese impuesto porque los argentinos dejaron de comprar autos. Y, en cambio, profundizó la caída de una de las más importantes actividades industriales del país.

Ese impuesto nació para resolver una extravagancia típica de una economía bajo estricto control del Estado: algunos autos importados eran más baratos cuando el dólar oficial estaba barato y no existía el dólar tarjeta. Así se anunció. Pero la decisión del Gobierno se amplió a todos los autos, nacionales o importados, que estuvieran sobre un precio tope en pesos, que la inflación pulverizó.

Dos sucesos internacionales podrían afectar aún más a la Argentina. Las últimas noticias de Brasil señalan que la actividad industrial del principal socio comercial de la Argentina cayó entre un 3 y un 4 por ciento. Cualquier mala noticia de la economía brasileña es también una mala noticia para la economía argentina. La otra novedad es una significativa caída en el precio de la soja en el mercado de Chicago. El viernes, la tonelada de soja se comercializó en apenas unos 400 dólares con miras a noviembre, cuando la producción norteamericana liquidará su cosecha. Si no cambiara la tendencia, la economía argentina se vería privada de muchos dólares en el último año de gestión de Cristina Kirchner, en 2015. Ese nivel de precios, más las retenciones del 35 por ciento, hacen inviable, además, la producción de soja en la zona productora periférica del país.

En ese contexto, un conocido banco norteamericano está liderando una posible solución al caso de los holdouts. Ofreció comprar por unos 8500 millones de dólares toda la deuda en juicio, que son unos 11.500 millones de dólares. Recibiría bonos que podría colocar al 7 por ciento anual en un mundo con las tasas en el subsuelo. Cristina Kirchner habría puesto como primera condición que el juez Griesa dejara constancia de que se trata del cumplimiento de una sentencia judicial. Pero todavía no dijo definitivamente que sí. Otra vez la intromisión de límites imposibles, otra vez la insoportable necesidad de girar antes de estrellarse.

Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16372
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.