Talisman















































Últimos temas
» ¡Encuentran agua! Cada día más habitable la "Supertierra"
Miér Dic 13, 2017 4:59 pm por Talisman

» Los 18 destinos seleccionados por Nat Geo para visitar en 2018
Mar Dic 12, 2017 6:51 pm por Talisman

» Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano
Lun Dic 11, 2017 7:20 pm por Talisman

» Descubren el agujero negro supermasivo más distante de todos los tiempos
Lun Dic 11, 2017 7:13 pm por Talisman

» Por qué la nave Juno no está donde debería estar
Lun Dic 11, 2017 7:04 pm por Talisman

» La nave Voyager 1 enciende sus propulsores después de casi 40 años
Lun Dic 11, 2017 6:56 pm por Talisman

» ¿Es peligroso tratar de contactar con extraterrestres?
Lun Dic 11, 2017 6:46 pm por Talisman

» Afirman que la explosión en el submarino ARA San Juan fue corta y mortal y que colapsó en un segundo
Lun Dic 11, 2017 6:21 pm por Talisman

» La Armada, en problemas: Insiste en ocultar y olvidar (pero USA presiona)
Lun Dic 11, 2017 6:06 pm por Talisman

» Ganímedes: podría haber vida en el mayor océano del Sistema Solar
Lun Oct 09, 2017 7:23 pm por Talisman

» Por qué el Planeta Nueve tiene que existir
Lun Oct 09, 2017 7:15 pm por Talisman

» Rusia suma fuerzas con la NASA para construir una estación espacial en la Luna
Lun Oct 09, 2017 7:10 pm por Talisman

» Localizan Zelandia, el octavo continente de la Tierra
Lun Oct 09, 2017 7:03 pm por Talisman

» El megatelescopio de treinta metros aún podría quedarse en España
Lun Oct 09, 2017 6:56 pm por Talisman

» Un estudio revela que las ballenas fueron feroces depredadores
Jue Sep 07, 2017 10:49 pm por Talisman

» El meteorito que mató a los dinosaurios provocó una «noche» de dos años
Jue Sep 07, 2017 10:20 pm por Talisman

» Amplían la zona de evacuación en Miami por Irma, y vienen José y Katia
Jue Sep 07, 2017 10:05 pm por Talisman

» La NASA hará una prueba de defensa con un asteroide real el 12 de octubre
Jue Ago 10, 2017 10:35 pm por Talisman

» Una vida «diferente» es posible en Titán
Jue Ago 10, 2017 10:20 pm por Talisman

» La CGT ratificó la movilización del 22 agosto pero no habló de paro
Vie Jul 28, 2017 10:09 pm por Talisman

» Nueva encuesta en la provincia de Buenos Aires: Cristina ganaría casi con 40 puntos
Vie Jul 28, 2017 10:01 pm por Talisman

» Jorge Lanata fue deportado de Venezuela: "Nos hicieron un interrogatorio muy duro"
Vie Jul 28, 2017 9:57 pm por Talisman

» La Gran Mancha Roja de Júpiter, como nunca se había visto
Jue Jul 20, 2017 10:29 pm por Talisman

» Los exoplanetas con condiciones más extremas que se descubrieron hasta el momento
Jue Jul 20, 2017 10:03 pm por Talisman

» Hay 4,5 veces más de gente en situación de calle que la reconocida por la Ciudad
Miér Jul 19, 2017 10:48 pm por Talisman

» La UIA alertó que en el sector fabril "no hay generación de empleo"
Miér Jul 19, 2017 10:42 pm por Talisman

» Murió Landrú, una leyenda del humor gráfico argentino
Miér Jul 19, 2017 10:18 pm por Talisman

» Encuesta K: CFK sube, Cambiemos se estanca
Miér Jul 19, 2017 10:10 pm por Talisman

» Encuesta de Aragón: CFK lidera
Miér Jul 19, 2017 10:02 pm por Talisman

» Europa, a la conquista del primer planeta
Jue Jul 06, 2017 11:00 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


La gesta del fútbol

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La gesta del fútbol

Mensaje por Talisman el Jue Jul 10, 2014 11:27 pm

En estos días, todos los habitantes del planeta Tierra hemos pasado a formar parte de un único mundo: el mundo del fútbol. No importa tanto el equipo que gane o que pierda hoy o que el partido sea hoy o mañana, sino el hecho previo de que todos jueguen o hayan jugado a escala universal, por así decirlo, simultáneamente, y que su competencia se haya seguido en sus respectivos países con fervor nacional. Los protagonistas no han sido, así, ni Boca ni River, sino la Argentina o Brasil, Holanda o Alemania, no ya como clubes, sino como naciones. Por un instante todos los holandeses, así como todos los argentinos, todos los alemanes, todos los belgas y todos los brasileños, sintieron la misma alegría, el mismo dolor o la misma ansiedad. Cada uno de ellos se había transformado en un solo pueblo, gracias a la gesta del fútbol.


Por Mariano Grondona | LA NACION

El fútbol se ha vuelto, así, una pasión simultánea de multitudes. Por la vía de esta pasión, en principio meramente deportiva, ha surgido un movimiento nacional que todos comparten porque es, a la vez y al mismo tiempo, universal. Es como si hubiera estallado una guerra mundial que nos envuelve a todos, pero, eso sí, incruenta. No se mata ni se muere, sólo se gana o se pierde y al día siguiente los contendientes se dan la mano y vuelven a competir con los mismos o con otros contendientes, con la esperanza, de nuevo, de vencer. Inmensas energías se despliegan a través de los medios masivos de comunicación, por los diarios, las radios y la televisión, y los periodistas ya no sólo informamos, sino más bien comentamos lo que todos los demás también han visto al lado nuestro. El mundo se ha convertido en una inmensa platea en la cual todos contemplamos un mismo espectáculo, animados por una misma pasión. Ya no jugamos simplemente al fútbol. Lo vivimos aunque sea desde afuera, apasionadamente.

Pitágoras imaginaba que a los Juegos Olímpicos concurrían tres clases de personas: los competidores, los mercaderes y los espectadores, y acordaba un rol superior a estos últimos porque no los guiaba un interés especial más allá de contemplar lo que ocurría, y por eso les acordaba un papel superior, comparable al rol de los filósofos en la vida social. Esta división pitagórica ¿continúa vigente hoy en día o hay que complicarla un poco más? ¿Cómo ubicar, por ejemplo, de un lado al espectador distante al que sólo le interesa mirar por televisión sin tomar partido y del otro lado, en el opuesto extremo, al hincha que grita los goles desde su casa? Obsérvese por otra parte que en las categorías del fútbol se hermanan personas de izquierda o de derecha, en cuya pasión futbolera se funden hasta disolverse las demás diferencias de edad, ideas o condición ideológica o social. Por eso también llama la atención que las hinchadas, al fin, se pongan una misma camiseta. Cuando esta camiseta identificadora es la argentina, por ejemplo, la camiseta popular compite con la bandera y a veces la sustituye.

Podríamos lamentar esta aparente masificación de nuestros sentimientos, que hace recordar al tristemente célebre hombre-masa que describió Ortega y Gasset en La rebelión de las masas, pero habría que advertir también, ya desde otra mirada, que no parece tan mal que, cuando se llega a este nivel del análisis, se recurra a una metáfora deportiva en lugar de una metáfora clasista. ¿Dónde están, en este sentido, nuestros sentimientos más profundos? ¿Más cerca del pueblo "futbolero" o más cerca del antagonismo de clases? Según Marx, lo que en resumidas cuentas nos definía era la posición que elegíamos en la lucha de clases. Pero lo que más se observa hoy alrededor nuestro es que lo que aparentemente nos divide es lo que en verdad nos une: una pasión deportiva.

Quizá no habría que desechar este encumbramiento del deporte al tope de nuestras preferencias, desechándolo por frívolo y sin advertir el mensaje que nos envía más allá del fútbol. Este mensaje es que, al concentrarnos en el fútbol y no en la sociología, en Messi en vez de Marx, estamos revelando sin querer que no nos atrae tanto la división o la lucha de clases como suponíamos, ya que el deporte o el juego multitudinario es en verdad lo que nos moviliza.

Que una sociedad sienta tal atracción por este aparente desvío de lo que debieran ser, supuestamente, sus preocupaciones centrales ¿debería alarmarnos? A lo mejor, no. Los argentinos tenemos, sin duda, numerosos problemas. Pero la mejor receta para enfrentarlos no es elaborar sofisticadas teorías en torno de ellos, sino seguir sumando los elementos positivos que nos convocan. Sigamos vivando a Messi y vibrando con el fútbol. No dramaticemos. Resolvamos, una por una, las dificultades que nos rodean. Y sigamos creyendo que podemos encararlas con la unidad que nos ofrece el fútbol, como si fuera un espejo de lo mejor que tenemos.
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16554
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.