Talisman















































Últimos temas
» Argentina profundiza la desigualdad social
Mar Ene 10, 2017 10:33 pm por Talisman

» Así se ven la Tierra y la Luna fotografiadas desde Marte
Dom Ene 08, 2017 10:28 pm por Talisman

» Marcelo Tinelli debió volver pronto de sus vacaciones para enfrentar el vaciamiento de Ideas del Sur
Miér Dic 28, 2016 9:54 pm por Talisman

» Desde ATE Neuquén "bancaron" la pedrada a Macri: "A donde vaya, lo iremos a buscar
Miér Dic 28, 2016 9:50 pm por Talisman

» Apedrearon el auto en que viajaba el presidente Macri en Villa Traful
Miér Dic 28, 2016 9:44 pm por Talisman

» "Postales de fin de año en el País del cambio y la alegría": la dura carta de Cristina Kirchner contra el Gobierno de Mauricio Macri tras su procesamiento
Mar Dic 27, 2016 10:30 pm por Talisman

» El país europeo al que le encanta estar triste
Mar Dic 27, 2016 10:22 pm por Talisman

» La Justicia intimó al Gobierno a informar sobre el decreto
Mar Dic 27, 2016 9:51 pm por Talisman

» Investigarán si Laura Alonso hace "persecución selectiva" desde la OA
Mar Dic 27, 2016 9:46 pm por Talisman

» Macri le pidió la renuncia a Prat Gay: Luis Caputo y Nicolás Dujovne, sus sucesores
Mar Dic 27, 2016 9:43 pm por Talisman

» Descubren un gigantesco «río» de hierro fundido en el núcleo de la Tierra
Jue Dic 22, 2016 10:34 pm por Talisman

» Ceres, el mayor asteroide del Sistema Solar, fue un mundo acuático
Jue Dic 22, 2016 10:26 pm por Talisman

» Las ondas gravitacionales, descubrimiento del año según la revista Science
Jue Dic 22, 2016 10:07 pm por Talisman

» La imagen de Macri cayó a su nivel más bajo de todo el año
Jue Dic 22, 2016 9:59 pm por Talisman

» Las ventas de súper y shopping siguen sin dar señales de reactivación
Jue Dic 22, 2016 9:56 pm por Talisman

» Diputados la aprobó y es ley la reforma de Ganancias
Jue Dic 22, 2016 9:47 pm por Talisman

» En Casa Rosada a Macri lo apodaron el "Grinch"
Jue Dic 22, 2016 9:42 pm por Talisman

» Pésimo 2do semestre: Se profundizó la recesión
Jue Dic 22, 2016 9:39 pm por Talisman

» A pesar de la recesión y la pobreza, para Macri "fue un año positivo"
Mar Dic 20, 2016 9:34 pm por Talisman

» Avanza en el Congreso el rechazo al DNU que habilitó el blanqueo a familiares
Mar Dic 20, 2016 9:29 pm por Talisman

» Macri y los Panamá Papers llegaron al Senado de Brasil: piden informes y sospechan encubrimiento de Temer
Lun Dic 19, 2016 9:56 pm por Talisman

» El Congreso argentino, penúltimo en un ranking sobre transparencia
Lun Dic 19, 2016 9:15 pm por Talisman

» Fernando De la Rúa: "Lo de 2001 fue un golpe del peronismo, lo digo sin rencores"
Lun Dic 19, 2016 9:12 pm por Talisman

» Nicolás Maduro insultó a Mauricio Macri: "Cobarde, oligarca, ladrón, no te metas con las mujeres"
Vie Dic 16, 2016 10:08 pm por Talisman

» Lapidario informe sobre cumplimiento a los DDHH en el primer año de Cambiemos
Jue Dic 15, 2016 11:28 pm por Talisman

» Diosdado Cabello tildó de "cobarde" a Macri y pidió que el embajador de Venezuela se retire
Jue Dic 15, 2016 11:02 pm por Talisman

» Según la UCA, la desocupación es más que la que dice el INdEC
Jue Dic 15, 2016 10:36 pm por Talisman

» Pelloni: "Lo voté a Macri pero estoy desilusionada"
Jue Dic 15, 2016 10:32 pm por Talisman

» Comerciantes deprimidos: Serán fiestas muuuuuy 'gasoleras'
Jue Dic 15, 2016 10:27 pm por Talisman

» Panamá Papers: Alemania reportó maniobras sospechosas de los Macri
Miér Dic 14, 2016 10:54 pm por Talisman

Alegría
Acceso Ciencia Ficción
Homenaje
Pronóstico Buenos Aires
Enero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Un incansable creador de climas de diálogo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un incansable creador de climas de diálogo

Mensaje por Talisman el Mar Mayo 27, 2014 11:01 pm

Incansable creador de climas negociadores, el papa Francisco, que abrió anteayer en Tierra Santa la posibilidad de reanudar el diálogo palestino-israelí, tiene su propia y larga trayectoria en el encuentro interreligioso. En rigor, había creado en la Argentina una experiencia única en el mundo de diálogo entre distintas religiones , pero sobre todo entre la católica, la judía y la musulmana.


El entonces cardenal Jorge Bergoglio se convirtió en una especie de protector de las religiones minoritarias en el país, la judía y la musulmana, y en un referente político y social indispensable de sus dirigentes. Era tan conocido y querido por los argentinos judíos y musulmanes como por los argentinos católicos.

Bergoglio describió siempre el antisemitismo como una enfermedad del alma. Y distinguió entre la religión musulmana y el fanatismo de algunas de sus facciones. El problema, decía, no son las religiones, sino los fanatismos que las deforman y las transforman en beligerantes. Bergoglio había logrado ese nivel de diálogo entre las religiones en un mundo donde los fanatismos religiosos suelen desatar sanguinarias guerras. Consiguió en la religión lo que nunca pudo alcanzar en la política de su país. Hizo aquí lo contrario de lo que sucede en el mundo, donde la política dialoga más que las religiones.

También impulsó en su país el encuentro de los políticos y los sectores sociales. Pudo hacerlo realidad entre 2001 y 2003 con el Diálogo Argentino, un amplio espacio de negociaciones propiciado por la Iglesia que, al final de cuentas, hizo menos dramáticos los efectos de la gran crisis de principios de siglo. Un sector minoritario de la Iglesia se opuso tenazmente a esa experiencia dialoguista; argumentaba que la institución católica no debía correr el riesgo de un desgaste social. Bergoglio insistió en su posición, que fue apoyada por una muy amplia mayoría de los obispos católicos. Ese diálogo político y social concluyó con la llegada al poder de Néstor Kirchner, porque éste no quería repetir lo que habían hecho los ex presidentes Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde.

Bergoglio se dedicó entonces de lleno a cultivar el diálogo interreligioso. Hizo amigos entrañables entre referentes de otras religiones, como el rabino Abraham Skorka y el dirigente musulmán Omar Abboud. Al prestigioso Skorka lo hizo nombrar doctor honoris causa en la Universidad Católica Argentina y fue el propio Bergoglio, entonces canciller de la UCA, el que le dio el pergamino con la distinción. Luego, Bergoglio y Skorka escribieron juntos un libro. A otro rabino, Sergio Bergman, que se manifiesta discípulo de Bergoglio, lo alentó a participar de la política si ésa era su vocación. Lo mismo hizo con Abboud, a quien promovió a cargos públicos desde los tiempos de Jorge Telerman como jefe del gobierno porteño. Ayer, en una foto que se convirtió en un símbolo histórico de la visita papal a Jerusalén, Francisco se abrazó con Skorka y Abboud frente al Muro de los Lamentos.

Otros arzobispos argentinos habían promovido el diálogo interreligioso, pero ninguno lo hizo con una convicción tan marcada como Bergoglio. Desde Juan Pablo II, la Iglesia Católica se acercó a la religión judía; Benedicto XVI siguió ese camino. Pero ninguno de esos papas tenía los antecedentes de Bergoglio en su anterior diócesis de Buenos Aires. En un reciente congreso interreligioso en Viena, la delegación argentina, integrada por referentes de distintas religiones, fue la única que se presentó como un bloque nacional. Los representantes de los otros países se distribuyeron en bloques religiosos. Fue la respuesta a un pedido expreso de Bergoglio.

Ésa es la historia y el presente. El futuro es vacilante, como todas las cosas en Medio Oriente. Francisco consiguió una enorme conquista cuando recreó un clima de diálogo entre israelíes y palestinos, que estaba congelado desde hacía varias semanas. La paz en Medio Oriente es un viejo objetivo de los más grandes países occidentales (Estados Unidos entre ellos), pero siempre han chocado con súbitas intransigencias o con obstáculos insalvables.

Francisco encontró interlocutores eufóricos para un proceso de paz en el presidente de Israel, Shimon Peres, y en el presidente palestino, Mahmoud Abbas, pero los dos son veteranos dialoguistas. Tropezará con obstáculos cuando deba vérselas con el primer ministro israelí, el duro Benjamin Netanyahu (que ni siquiera es flexible ante Barack Obama), y con la organización palestina Hamas, que participa del gobierno de Abbas. Francisco conoce esos condicionamientos y no deja de frecuentar a Netanyahu, a quien recibió en el Vaticano.

Antes, había pasado inadvertido aquí un gesto importante de Francisco en el mundo árabe. Fue cuando proclamó a los cuatro vientos su tajante oposición a la invasión a Siria de varios países occidentales. Europa y Estados Unidos estaban a punto de enviar sus ejércitos para derrotar al dictador sirio, Bashar al-Assad.

La posición del Papa no era en defensa de un dictador cruel. Fue la demostración de una firme convicción papal: ninguna guerra servirá nunca para resolver ningún problema. Ése es un principio innegociable del Papa. Su objeción moral a esa guerra y el arribo de nuevos acontecimientos en Siria terminaron obligando a las naciones occidentales a frenar en seco la invasión.

La política argentina debería observar esa agenda papal para dejar de analizar a Francisco como un protagonista clave de la política local. Es una mirada extremadamente provinciana. Parece estar pendiente de un papa que está sentado en Roma, cavilando sólo sobre qué hacer o qué no hacer en su relación con los dirigentes argentinos. Y eso no es así. El propio Francisco hizo trascender que había leído el último documento de la Conferencia Episcopal argentina después de su publicación. Esto no quiere decir, desde ya, que los obispos argentinos no se hayan inspirado en las posiciones del anterior cardenal Bergoglio. Algunos trazos de ese documento pueden recordarse en palabras o en textos del actual Papa. Pero no estuvo directamente sugerido por el Pontífice.

Francisco tiene una sola posición sobre la política de su país y en torno de ella deben interpretarse todos sus gestos. Un proceso pacífico y normal debe ocurrir hasta diciembre de 2015, cuando concluirá el mandato de Cristina Kirchner. El Papa les dice a sus habituales interlocutores una frase cargada de sentidos: "Cuiden a la Presidenta". Aquí se difundió una frase parecida y equivocada: "Cuiden a Cristina". Es la diferencia entre una persona y una institución. Pero el Papa es argentino y nunca podrá conseguir el milagro de que todos lo interpreten cabalmente en su país. Ni sus amigos ni sus enemigos, que también los tiene.

Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 16408
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://elojodeltalisman.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.